Comercio arrancó 2017 con caída de inventarios de 40%

// Armando J. Pernía


El sector comercio comenzó sus operaciones en 2017 con una reducción de inventarios aproximada de 40%, durante la temporada de fin año en comparación con el mismo período de 2016, de acuerdo con datos de un reporte de Consecomercio.

El gremio de los comerciantes y prestadores de servicios señala que, en promedio, hubo una reducción constante de las existencias durante 2016, porque hubo muchas dificultades en los procesos de reposición, especialmente de los productos importados, ya que no hubo divisas para realizar compras externas.

De hecho, el reporte de Consecomercio estima que las importaciones totales del país  cerraron 2016 en una cifra aproximada de 17.000 millones de dólares, de las cuales 70% correspondió a adquisiciones directas del Sector Público, por lo que quedó para el sector privado un margen muy escaso.

Algunas empresas del sector Comercio realizaron exportación directas en montos muy limitados y al tipo de cambio paralelo para cubrir la demanda de la temporada festiva de fin de año; sin embargo, enfrentaron una reducción de las ventas que se estima en 40%, en comparación con los niveles de 2015.

El grave problema es que la recuperación de inventarios fue muy difícil, por lo que, a pesar de la disminución de las ventas, el saldo de las existencias igualmente fue negativo.

El informe de Consecomercio evidencia que la disminución de inventarios afecta de manera más dramática a los pequeños comercios que atienden a sectores populares y a las redes de distribución en provincia, especialmente en los estados de los llanos occidentales, el oriente y el sur del país, donde la situación luce especialmente precaria.

En las cadenas privadas de distribución del interior del país el indicador de escasez ya promedia 90%, según el gremio del Comercio, mientras que en el pequeño comercio se ubica en una media calculada de 70%.

El informe apunta que la situación, al comienzo de año, plantea problemas de viabilidad financiera para el pequeño comercio minorista, donde se registra una mayor contracción de demanda ante una sensibilidad superior ante los aumentos de precios, al tiempo que existe una mayor competencia del sector público, que controla la distribución de los productos regulados.

No obstante, hay que señalar que la situación de abastecimiento de las redes públicas no es mucho mejor, pues de acuerdo con las más recientes cifras de la empresa de estudios de mercado, Datanálisis, el indicador de escasez en los comercios estatales supera 80%.

Te podría interesar también