Referendo revocatorio no va por falta de firmas: promotores acudirán al TSJ para rescatar la iniciativa

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Puntos de recolección de firmas para activar un referendo revocatorio del mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, estuvieron vacíos este miércoles 26 de enero, en medio del llamado de la oposición a no acudir por considerar que las condiciones fijadas hacían imposible la consulta.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el chavismo, anunció hace cinco días que el proceso para recolectar el 20% del padrón de cada estado, unas 4,2 millones de firmas, se tendría que hacer en un lapso de 12 horas en 1.200 centros, lo que opositores y expertos tildaron de inviable.

La fracción opositora que impulsaba el mecanismo, compuesta por partidos minoritarios reunidos en el Movimiento Venezolano por el Revocatorio (Mover), terminó llamando a no participar ante la negativa del CNE de extender los plazos y lo engorroso que fue el proceso.

«Ellos montaron técnicamente el aparataje para abortar el revocatorio y nosotros le decimos a ellos que el revocatorio no ha muerto», declaró a la prensa uno de los integrantes de Mover, Nicmer Evans, al denunciar que el CNE dispuso 710 centros para la recolección de las firmas en lugar de los 1.200 que había anunciado.

En un recorrido por Caracas, la AFP constató centros de recolección de firmas prácticamente vacíos.

En la barriada 23 de Enero, bastión del chavismo, uno de los centros estaba sin gente. Al otro extremo de la ciudad, en un gimnasio público de Petare llegó una persona en un lapso de 15 minutos, mientras que en una plaza cercana había menos de 10 personas.

«Salí a participar porque ya estamos cansados de este gobierno, quiero revocatorio y es lo que tiene que hacer Venezuela: salir todos a la firma», dijo a la AFP Belkys Rivas, una jubilada de 59 años, en Petare.

Mover, que no contaba con el apoyo expreso de los principales partidos de oposición, reclama que las condiciones establecidas por el CNE le impidieron organizar mecanismos para la participación y anunció que pedirá la nulidad del proceso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), también de línea oficialista.

La Constitución establece que cualquier funcionario electo por voto popular puede ser removido de su cargo a través de un revocatorio, una vez cumplida la mitad de su período.

En caso de no conseguir las firmas requeridas, no será posible pedir otro revocatorio contra Maduro.

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) había dicho que pediría el listado final de los firmantes, lo que la oposición calificó de un acto de amedrentamiento.

La oposición venezolana intentó en 2016 activar un revocatorio contra Maduro, pero el proceso fue bloqueado por el CNE y el TSJ, que aseguraron hubo irregularidades en la recolección de las rúbricas.

El único revocatorio que prosperó lo enfrentó en 2004 el fallecido Hugo Chávez, que lo superó con una aplastante victoria.

A pesar de la mínima afluencia de firmantes, hubo denuncias de «amedrentamiento» contra firmantes y periodistas que intentaban cubrir el proceso.

El proceso de amedrentamiento en los puntos ha sido constante”, dijo Nicmer Evans en declaraciones a los medios en un punto de recolección en Caracas, citado por el portal argentino Infobae.

– El comienzo –

El Consejo Nacional Electoral desplegó este miércoles 1.200 puntos en el territorio nacional para realizar un posible referendo revocatorio contra Nicolás Maduro. La jornada de recolección de firmas comenzó a las 6:00 am y se prevé que culmine a las 6:00 pm.

A las 9:00 am el organismo certificó el «correcto funcionamiento» de cada uno de los componentes necesarios para llevar a cabo el proceso. El organismo explicó que el registro electoral que se utilizará para validar este proceso de recolección será el mismo que fue aprobado para las regionales.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también