César Romero Salazar presidente del INEA es encargado de reorganizar a Pdv Marina

// Banca y Negocios @bancaynegocios

César Romero Salazar presidente del INEA es encargado de reorganizar a Pdv Marina



La petrolera estatal Pdvsa designó a un nuevo presidente de su unidad naviera, luego que la Dirección de Inteligencia Militar realizó 38 arrestos por presunto robo de combustible.

El nuevo presidente de Pdv Marina es César Vladimir Romero Salazar, un capitán de la marina que también dirige el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), según reseña el portal especializado Argus Media.

Las 38 detenciones fueron la más reciente manifestación de una «purga» encabezada por el ministro de industria, Tareck El Aissami, quien preside una nueva comisión presidencial encargada de reestructurar a la estatal petrolera.

Este proceso no ha terminado, ya que, según fuentes del sector, el organismo de inteligencia militar está realizando investigaciones en otras unidades de la empresa, a raíz de denuncias básicamente del sector sindical, conoció Banca y Negocios.

Aparte de los diversos y graves impactos de las sanciones estadounidenses, junto con falta de mantenimiento e inversiones, en Pdvsa, al parecer, operan varios grupos que se dedican a lucrar con la escasa producción de crudo que hay en el país y con el combustible que debe importarse para abastecer irregularmente a la mayoría del país, pues solo Caracas parece a salvo, por ahora, de limitaciones con el abastecimiento de carburantes.

Pdvsa ha sido golpeada por las sanciones de EEUU durante más de un año, y la caída de los precios del petróleo solo agravará los problemas de la compañía.

El ex presidente de Pdv Marina, Oswaldo Vargas, ampliamente conocido como «el Escorpión», fue detenido en Caracas el 6 de marzo por agentes de la Dirección de Inteligencia Militar del Ministerio de Defensa (Dgcim).

Vargas es acusado de liderar una operación sistemática de contrabando de combustible que empleó buques tanque de la filial naviera para desviar cargamentos de terminales cerca de las refinerías de Amuay y Cardon, en la península de Paraguana.

El ministro de Interior y Justicia, Nelson Reverol, dijo que los arrestos incluyen a 30 oficiales y tripulantes del buque tanque «Negra Hipólita». «Esto no es simplemente un acto de desviar combustible, también es un acto de traición», dijo Reverol en la televisión estatal VTV.

Los funcionarios de inteligencia del gobierno utilizaron la información proporcionada por los líderes del sindicato petrolero para rastrear el buque tanque con bandera venezolana, después de que partió del anclaje cerca de la refinería de Amuay el 5 de marzo, transportando 126.000 barriles de gasolina para su entrega al puerto venezolano de La Guaira.

Los funcionarios sindicales se han quejado durante mucho tiempo de que los funcionarios corruptos de Pdvsa estaban utilizando camiones cisterna de la compañía para contrabandear combustible durante las operaciones de cabotaje.

Durante el breve viaje desde Amuay a La Guaira, el buque tanque  transfirió parte de su carga a un buque tanque más pequeño con bandera colombiana, dijo Reverol.

Los arrestos siguieron a la detención del jefe de la unidad de lubricantes de Pdvsa, y dos traders de petróleo acusados ​​de espiar para los Estados Unidos.

Con información de Argus Media

Te podría interesar también