CaixaBank emite su tercer bono verde por un importe de US$1.189 millones

// EFE

CaixaBank emite su tercer bono verde por un importe de US$1.189 millones



La entidad financiera española CaixaBank ha emitido este martes su tercer bono verde por un importe de 1.000 millones de euros (1.189 millones de dólares), y lo ha hecho con una demanda que ha triplicado la oferta inicial.

La entidad ha realizado su segunda emisión del año y lo ha hecho con su primer bono verde subordinado en formato Tier2, convirtiéndose en el primer banco español que realiza una operación de este tipo.

La emisión se ha realizado por un importe de 1.000 millones a un plazo de 10 años y tres meses, con opción de cancelar anticipadamente el bono a partir del quinto año.

El precio de la emisión se ha fijado en 163 puntos básicos sobre el midswap (el índice de referencia para este tipo de operaciones), 32 puntos por debajo de los 195 puntos básicos ofrecidos en el anuncio, gracias a la gran demanda obtenida, que ha superado los 3.000 millones de euros.

El cupón ha quedado establecido en el 1,25%, lo que representa la cifra más baja ofrecida por CaixaBank en una emisión de deuda subordinada.

Según el banco español, el carácter verde de la emisión ha permitido reducir el coste entre 5 y 10 puntos básicos respecto al nivel de financiación tradicional, lo que en el mercado se conoce como «greenium» o prima negativa conseguida por el elevado apetito inversor en activos verdes.

Un 72% de los bonos han sido adjudicados a inversores reconocidos en el mercado como inversores socialmente responsables y, entre éstos, el 67 % cuenta con el mayor reconocimiento en inversión responsable, conocido como Dark SRI.

A través de esta tercera emisión de bonos verdes, CaixaBank canalizará fondos para financiar proyectos que contribuyan a la sostenibilidad medioambiental, como la reducción de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático.

Los bancos colocadores de la emisión han sido BofA Securities, CaixaBank, J.P. Morgan, Nomura y Société Générale.

En paralelo a esta nueva emisión, CaixaBank ha lanzado al mercado una oferta pública de compra sobre un bono subordinado existente con un valor nominal de 1.000 millones de euros, con vencimiento en 2027 y opción de cancelación anticipada en febrero de 2022.

CaixaBank asegura que esta operación contribuirá a optimizar el coste de su estructura de capital, ya que le permitirá ahorrar el coste de los futuros cupones de los bonos recomprados, a la vez que ofrece liquidez a los inversores que quieran mantener su exposición en deuda subordinada de CaixaBank.

Esta oferta de compra cuenta con la autorización previa del Banco Central Europeo (BCE), es voluntaria y estará abierta a los bonistas que deseen vender sus bonos a un precio de 103,10 %.

Aquellos tenedores que quieran acogerse a la oferta tienen de plazo para hacerlo hasta el 16 de marzo.

CaixaBank realizó sus otras dos emisiones de bonos verdes en febrero de 2021 y en noviembre de 2020. Además, emitió otros dos bonos sociales en septiembre de 2019 y julio de 2020.

Se trata, por tanto, de su quinta emisión bajo el marco de bonos verdes, sociales y sostenibles (ESG), con un valor conjunto de 5.000 millones de euros, lo que lo convierte en el primer banco europeo con más volumen de este tipo de bonos emitidos en el mercado de crédito euro.

Te podría interesar también