Bruselas endurece las normas para gestionar desde Londres inversiones en UE

// EFE

Bruselas endurece las normas para gestionar desde Londres inversiones en UE

La Comisión Europea quiere endurecer los requisitos para que los fondos de inversión en la Unión Europea puedan gestionar sus carteras desde fuera de sus fronteras, por lo que exigirá que tengan al menos dos gestores a tiempo completo establecidos en territorio comunitario.

La propuesta afectaría sobre todo a la City londinense, donde se concentra la gestión de los fondos de inversión europeos, y forma parte de la revisión de la directiva comunitaria sobre la gestión de fondos de inversión alternativos (AIFMD, en inglés), presentada hoy.

Esta norma permite a los fondos delegar la gestión de sus carteras de inversión a terceras partes, incluidas entidades fuera de la UE, lo que a veces lleva a que en territorio comunitario solo tengan meras «empresas buzón», sin capacidad real para operar.

La Autoridad Europea de Mercados y Valores (ESMA) había advertido de que esta delegación fuera de la UE podría aumentar con la salida del Reino Unido, así como de que el «uso extensivo» de esta práctica aumenta los «riesgos operativos y supervisores» y pone en cuestión que los fondos puedan ser efectivamente gestionados por las entidades que tienen licencia comunitaria.

Por ello, pidió a la Comisión clarificar cuál sería el máximo nivel de delegación para que mantengan «suficiente sustancia en la UE» y garantizar que se les aplica el mismo nivel de supervisión y protección del consumidor que a otros.

La industria, por su parte, defendía que la directiva ha funcionado y que los criterios para identificar a las empresas buzón ya eran lo suficientemente exhaustivos, por lo que pedía ceñirse a cambios específicos en materia de supervisión.

La Comisión finalmente ha optado por no hacer una reforma de pies a cabeza de la directiva, que a su juicio ha funcionado bien, y centrarse en clarificar las reglas para delegar funciones e impulsar la convergencia en la supervisión, mejorando el intercambio de información entre supervisores nacionales.

Pero además ha incorporado la exigencia de contar con al menos dos gestores «sénior» a tiempo completo establecidos en la Unión Europea para poder recibir licencia y obligará a los fondos a informar a la ESMA si delegan en terceras partes extracomunitarias más funciones de las que retienen.

«No estamos limitando la posibilidad de delegar, sino que tenemos este requisito de sustancia que es tener dos empleados a tiempo completo», explicó un alto funcionario europeo, incidiendo en que la directiva es «bastante flexible» en relación con cómo lo cumplen.

La Comisión valora que la delegación facilita captar buenos profesionales y ha contribuido al éxito de los fondos europeos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también