Brexit. Reino Unido propone a la Unión Europea suspender disposiciones aduaneras en Irlanda del Norte

// AFP

Brexit. Reino Unido propone a la Unión Europea suspender disposiciones aduaneras en Irlanda del Norte



El gobierno del Reino Unido pidió este miércoles, 20 de julio, a la Unión Europea que se suspenda temporalmente la aplicación de las disposiciones aduaneras posbrexit en Irlanda del Norte, así como negociar cambios significativos de dichas medidas, fuente de gran tensión en esa región británica.

«Creemos que debemos acordar rápidamente una moratoria en la aplicación del denominado protocolo de Irlanda del Norte», afirmó David Frost, ministro encargado de cuestiones europeas, ante la cámara alta del Parlamento británico.

-Salida del mercado único europeo y la unión aduanera-

 

El Reino Unido abandonó formalmente el mercado único europeo y la unión aduanera el pasado 1 de enero. El 24 de diciembre ambas partes firmaron un acuerdo comercial que incluye disposiciones aduaneras específicas para Irlanda del Norte.

Diseñado para evitar una frontera entre esa región británica y la vecina República de Irlanda -país miembro de la Unión Europea-, inaceptable para los republicanos norirlandeses y que amenazaría el frágil proceso de paz instalado en 1998, el protocolo mantiene a la región en el mercado único europeo y la unión aduanera.

Pero impone controles a mercancías procedentes de Gran Bretaña para evitar que los productos no autorizados entren en la Unión Europea a través de Irlanda.

Las comunidades unionistas de norirlandeses, apegadas a su pertenencia a la corona británica,  denuncian estas restricciones como una separación del resto del Reino Unido.

Esto provocó violentos disturbios que despertaron el temor a nuevos enfrentamientos intercomunitarios.

-Paz lograda en 1998-

 

El acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 puso fin a tres décadas de sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes, que dejaron unos 3.500 muertos.

Londres y Bruselas alcanzaron recientemente un acuerdo que permite a Gran Bretaña seguir enviando carne refrigerada a Irlanda del Norte durante otros tres meses, hasta el 30 de septiembre.

Pero Londres pide ahora realizar cambios significativos a un protocolo larga y árduamente negociado, lo que amenaza con provocar la ira de Bruselas.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también