Béisbol venezolano volvió a ser escala rumbo a las Grandes Ligas pese a dificultades económicas

// AFP

Béisbol venezolano volvió a ser escala rumbo a las Grandes Ligas pese a dificultades económicas



El béisbol de Venezuela, pese a dificultades económicas y la pandemia de covid-19, volvió a ser escala rumbo a las Grandes Ligas para peloteros como el lanzador Silvino Bracho, el utility Hernán Pérez o el segunda base ganador del Guante de Oro César Hernández.

La temporada 2020-2021 del circuito venezolano, dejando atrás el veto que la Major League Baseball (MLB) impuso la campaña anterior por las sanciones de Estados Unidos contra el país caribeño, fue escenario para que peloteros de hábitat ‘bigleaguer’ pusieran a prueba sus condiciones.

La prohibición de jugar en Venezuela a peloteros del sistema MLB fue levantada al final de la zafra 2019-2020 para seis de los ochos equipos de la liga local (Caribes de Anzoátegui, Cardenales de Lara, Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Águilas del Zulia y Bravos de Margarita) tras acuerdos para prescindir del patrocinio de la estatal petrolera PDVSA. Los dos restantes (Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes) siguen excluidos por vínculos con entes gubernamentales.

– Resurrección –

Silvino Bracho ganaba prestigio como relevista con los Diamondbacks de Arizona cuando empezó a sentir un insoportable dolor en el codo derecho.

Su lesión le obligó a someterse a una cirugía Tommy John (reconstrucción de ligamentos del codo) y le limitó a apenas un inning en las Mayores en 2019 y 2020.

Bracho, de 28 años, encontró en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) un escenario para demostrar que está recuperado: dejó una minúscula efectividad de 0,69 en 13 entradas y 13 presentaciones con las Águilas y sumó ocho rescates en ocho oportunidades.

Ello le valió el premio de Regreso del Año en la LVBP.

El diestro, que estrena contrato con los Gigantes de San Francisco en Estados Unidos, no lanzaba en su país desde el curso 2016-2017. Refuerza a los campeones Caribes en la Serie del Caribe-2021, que comenzará el domingo en Mazatlán (México).

– Listos para la acción –

Hernán Pérez fue elegido Jugador Más Valioso esta temporada en Venezuela tras batear para promedio de .402 en 30 juegos, con cinco jonrones, 28 carreras impulsadas y 29 anotadas. Jugó con los Tigres, pese a la supervivencia del veto en esa franquicia, pues no tenía contrato con organizaciones de la MLB.

Acaba de firmar con los Nacionales de Washington, reportó la prensa, con el objetivo de ganar un lugar en el equipo grande.

Jugadores como Pérez, con nueve temporadas previas a cuestas en la gran carpa con Tigres de Detroit, Cerveceros de Milwaukee y Cachorros de Chicago, seguramente hubiesen conseguido contratos independientemente de su participación en la LVBP. Sin embargo, jugar en Venezuela les permite llegar a los entrenamientos primaverales en las mejores condiciones para luchar por un puesto.

José Alberto Martínez, luego de ligar para .323 en 30 compromisos con La Guaira, firmó contrato con los Mets de Nueva York.

Pérez jugó poco en las Grandes Ligas en 2020 con Chicago, tres encuentros, mientras que Martínez compartió su tiempo con los Rays de Tampa Bay y los mismos Cachorros.

– Guante de oro –

Un hombre de todos los días en las Mayores es César Hernández, camarero de los Indios de Cleveland, ganador del Guante de Oro de la Liga Americana en 2020.

Hernández se uniformó con Lara en los playoffs del campeonato venezolano, aunque dejó al equipo en la final ante Anzoátegui para viajar a Estados Unidos y renovar con Cleveland.

Renato Núñez, Ildemaro Vargas, Keibert Ruiz y Willians Astudillo son otros jugadores que tuvieron actividad el año pasado en la MLB y en la recién acabada temporada de la LVBP, aunque esta última esté lejos de sus mejores días, víctima de la grave crisis económica de Venezuela.

El país es el segundo mayor exportador de grandeligas tras República Dominicana.

Te podría interesar también