BBVA, Santander, Bankinter y Kutxabank resistirán mejor el impacto del «coronanomics»

// EFE

BBVA, Santander, Bankinter y Kutxabank resistirán mejor el impacto del «coronanomics»



BBVA, Santander, Bankinter y Kutxabank son las entidades financieras españolas mejor preparadas ante el impacto de la crisis económica provocada por el COVID-19, por su rentabilidad, eficiencia y tasas de morosidad, según un informe sobre el sector publicado este lunes por Axesor Rating.

Las cuatro muestran los mejores fundamentales, señala el documento, que destaca la sobresaliente capitalización y la calidad de los activos de Kutxabank, lo que les permitirá resistir mejor el impacto de lo que denominan «coronanomics».

Por el contrario, Bankia, Sabadell y Liberbank se sitúan en un peor punto de partida ante el escenario de incertidumbre en el que se mueve la economía española, para la que los analistas de Axesor Rating prevén una contracción del 10,8 % del producto interior bruto (PIB) y un incremento de la tasa de paro hasta el 20 %.

Todo ello, en un entorno de bajos tipos de interés, que han penalizado la rentabilidad del conjunto de entidades, mermando además la capacidad futura de generación interna de capital.

Desde Axesor advierten a los bancos con modelos de negocio más dependientes de préstamos a pymes y para el consumo, que se enfrentarán a un mayor alza de la morosidad.

En cuanto a los bancos con negocios más diversificados, como BBVA y Santander, aunque se verán menos afectados, su mayor expansión geográfica les puede hacer más sensible al avance de COVID-19 en los diferentes mercados en los que operan, especialmente en Latinoamérica, donde la evolución de la pandemia será un factor crítico en términos de riesgo.

El estudio resalta la positiva situación de Bankinter, que además de su elevado nivel de eficiencia de costes acumula altas rentabilidades durante los últimos años, incluso descontando el efecto de la venta de más del 80% de Línea Directa.

No obstante, Axesor cree que la banca está ahora mejor situada que ante la crisis de 2008, ya que el sector presenta en la actualidad fundamentales más sólidos, balances más saneados y se puede beneficiar de un contexto monetario ultra expansivo, que aleja el riesgo de una crisis de liquidez.

La capitalización es ahora cerca de un 60 % superior a la de aquel momento, la cartera crediticia es más sólida y con menos préstamos en los que la relación entre el importe del crédito y el valor de tasación del inmueble -lo que se conoce como «loan to value»- es del 100 %.

Además, las políticas de los bancos centrales en los últimos años han reducido considerablemente los problemas de liquidez.

Axesor se ocupa también de las cajas rurales, un sector muy atomizado dada su alta vinculación territorial, pese a lo cual Cajamar, Caja Laboral y Caja Navarra concentran el 50 % de los activos consolidados sectoriales.

Su modelo de negocio, muy centrado en la actividad de banca minorista y la escasa diversificación por divisiones, les hace más sensibles, si bien destaca el importante control de la morosidad, que en término medio se ha situado incluso por debajo de las principales entidades.

Te podría interesar también