BBVA inicia con los sindicatos la negociación de un despido colectivo

// EFE

BBVA inicia con los sindicatos la negociación de un despido colectivo



BBVA y los sindicatos representados en el comité de empresa han constituido este viernes la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que la entidad dará salida, previsiblemente, a unos 3.000 empleados, aunque en esta primera toma de contacto no se han mencionado cifras.

Según han informado a EFE CCOO y UGT, en la reunión no se ha tratado ningún aspecto relacionado con las medidas de ahorro que prepara el banco, por lo que los 3.000 despidos -que elevarían el total en el sector en España a casi 18.000 este año- se basan en cálculos propios y de los analistas financieros.

Las fuentes han matizado que la medida solo afectará a BBVA España, a la red comercial y los servicios centrales.

Ambos sindicatos han añadido que el banco tampoco ha precisado si los puestos de trabajo desaparecerán mediante despidos, recolocaciones o bajas incentivadas, y esperan obtener más detalles en la próxima reunión de la Mesa, prevista para dentro de una semana.

UGT y CCOO explican que el banco ha argumentado «razones económicas, organizativas y productivas» para este ERE, que justificará en la próxima reunión mediante un informe técnico.

Aunque BBVA «ve necesario este ajuste para garantizar la viabilidad futura», los sindicatos han pedido una justificación «exhaustiva» de las condiciones económicas que motivan el despido colectivo y han puesto de relieve la contradicción que a su juicio existe entre la subida de la remuneración variable que quieren plantear en la próxima junta para la alta dirección y la necesidad de reducir costes.

BBVA comunicó recientemente a su plantilla que el objetivo de convocar este viernes a los sindicatos era explorar conjuntamente fórmulas que permitan minimizar el impacto en los trabajadores del ERE, una de las medidas que anunció el pasado enero el consejero delegado del banco, Onur Genç, para reducir costes, que se empezarían a aplicar en la primera mitad de este año.

– Un año difícil para la banca –

De esta forma, 2021 será otro año difícil para los trabajadores de banca, y no solo por la crisis del coronavirus, las duplicidades que generarán las fusiones que se avecinan o los bajos tipo de interés, sino por el gran acelerón que ha registrado la digitalización, que ya era imparable antes de la pandemia y que repercute en el empleo.

En una nota, UGT aseguraba el jueves que la «masiva» destrucción de empleo en el sector juega con la vida de miles de personas y sus familias, que ya están inmersas en una situación «dramática» por la pandemia del coronavirus.

También mostraba su preocupación por «el impacto económico» que tienen los despidos en la situación económica actual, así como por «la exclusión financiera que conlleva el cierre masivo de oficinas».

El sindicato recordaba, además, que el sector financiero ha perdido ya a un 36,4 % de su plantilla, casi 98.500 trabajadores, desde 2008 y anunciaba que seguirá luchando para evitar la utilización de medidas traumáticas, para recordar a la patronal que hay alternativas a los despidos y para «recuperar el valor y la dignidad» de su trabajo.

Te podría interesar también