Banqueros alertan a empresas de EEUU que deben acumular caja ante panorama más sombrío

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Banqueros alertan a empresas de EEUU que deben acumular caja ante panorama más sombrío



Los banqueros tienen un mensaje para las empresas endeudadas de Estados Unidos: preservar su flujo de caja ahora, porque las cosas podrían ir mucho peor, indica una nota de Bloomberg.

La reapertura gradual de las empresas después de meses de cierre y el repunte de la actividad manufacturera han dado a los inversionistas razones para el optimismo en las últimas semanas. Pero los bancos de inversión que atienden a las empresas muy endeudadas están ofreciendo a sus clientes un sombrío anticipo de lo que puede venir.

La larga lista de preocupaciones incluye una nueva ola de contagio de coronavirus en otoño, un prolongado período de desempleo de dos dígitos, un aumento de los impagos y una recuperación económica más lenta de lo esperado, a medida que las empresas de todo el mundo se adaptan a las realidades del prolongado distanciamiento social.

Las sombrías advertencias imponen acumular efectivo y reflejan cómo el repunte que han experimentado los mercados crediticios, desde que la Reserva Federal entró en acción puede estar ofuscando un panorama económico todavía cargado de riesgos.

«Le estamos diciendo a prácticamente todas las empresas de capital privado y emisores que deberían salir al mercado», dijo Peter Toal, co-director global de renta fija de Barclays Plc, uno de los principales suscriptores de préstamos y bonos para empresas altamente apalancadas.

– Invierno duro –

Las advertencias privadas de los banqueros a los clientes corporativos subrayan la visible estampida pública de dinero en efectivo, a través de las corporaciones. Las ventas de deuda de las empresas de primera línea van a un ritmo récord este año, mientras que la emisión de bonos basura, que están clasificados por debajo del grado de inversión, alcanzó casi 44.000 millones de dólares en mayo, el tercer mes más ocupado de la historia.

El apoyo de la Reserva Federal ha permitido incluso que muchas de las empresas más afectadas por el brote de coronavirus hayan podido acceder a los mercados en las últimas semanas. Sin embargo, los prestatarios que dependen de la deuda basura son los más expuestos a las subidas y bajadas de los mercados de crédito, ya que corren el riesgo de que se les corte el acceso al capital cuando la volatilidad se dispare.

Barclays es difícilmente el único gran actor en el mercado que anima a los ejecutivos de la empresa a aprovechar el entorno crediticio benigno de hoy en día.

A los banqueros les preocupa que, incluso si las empresas se reabren y los consumidores reanudan su corriente de gasto, la economía estadounidense podría pasar por unos cuantos trimestres difíciles y no cumplir las expectativas de los inversionistas.

«Si tenemos un invierno duro y su compañía no está en buena forma hasta la primavera del próximo año, este es un buen momento para ocuparse de eso», dijo Richard Zogheb, jefe de mercados de capital de deuda global de Citigroup Inc.

Uber Technologies Inc. vendió 1.000 millones de dólares en bonos el mes pasado, incluso cuando terminó el primer trimestre con más de 8.000 millones de dólares en efectivo y casi 1.000 millones de dólares en inversiones a corto plazo. Aunque su negocio ha sido destripado por el coronavirus, la empresa había dicho a los inversores que esperaba terminar el año con más de 4.000 millones de dólares en efectivo en el peor de los casos.

Los ejecutivos siguieron adelante con el aumento de la deuda el mes pasado, en parte debido a la preocupación de que, a medida que los estados empiecen a reabrir sus negocios, los inversores podrían verse decepcionados por un lánguido repunte de la actividad económica.

Para muchas empresas, el objetivo sigue siendo asegurarse de que tienen suficiente dinero en efectivo a mano para soportar una prolongada caída de los ingresos. Pero los banqueros también instan a las empresas, que ya se han ocupado de sus necesidades inmediatas de liquidez, a refinanciar las deudas que van venciendo y, en algunos casos, a acumular efectivo para inversiones o pequeñas adquisiciones.

El Grupo Ardagh SA, uno de los mayores productores mundiales de botellas y envases para la industria de las bebidas, ya ha recurrido al mercado tres veces desde que se produjo la pandemia. Su primer acuerdo sustituyó la financiación bancaria a corto plazo y reforzó su balance, mientras que los dos últimos permitieron a la empresa refinanciar la deuda existente a tipos de interés más bajos.

Puede leer la nota de Bloomberg aquí

Te podría interesar también