Banca prestará sin garantías Bs.328.689 millones a conglomerado agrícola estatal

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Banca prestará sin garantías Bs.328.689 millones a conglomerado agrícola estatal



El conglomerado agrícola estatal Agrosur fue autorizado a contratar préstamos con la banca nacional hasta por 328.689.229.372,66 bolívares, equivalentes a 40,7 millones de dólares al tipo de cambio oficial del 23 de julio, para el financiamiento del ciclo de siembra secano, sin sistemas de riesgo, en los estados Barinas, Cojedes, Bolívar, Guárico, Portuguesa, Monagas, Sucre y Yaracuy.

El decreto presidencial que establece esta operación aparece en la Gaceta Oficial N° 41.670, fechada el pasado 19 de julio, y establece que la Asociación Bancaria de Venezuela queda encargada de distribuir entre las entidades públicas y privadas el monto de esta enorme, para los estándares actuales del subsistema bancario, operación de financiamiento.

El artículo 5 del decreto establece que «las operaciones de crédito que ejecute la Banca pública y privada, en el marco de este Decreto, quedarán dispensadas de las valoraciones de riesgo y suficiencia de garantía que establece la normativa que regula las operaciones bancarias«.

Como elemento de estímulo, el artículo prevé que esta línea de crédito al Conglomerado estatal Agrosur computará como cumplimiento de la cartera de crédito obligatoria.

Este préstamo supera la totalidad de la cartera agrícola en moneda nacional colocada a mayo, según la data oficial más reciente de la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), que ascendió a un monto de 246.973 millones de bolívares, equivalentes a 41,95 millones de dólares del 31 de mayo pasado y que ahora representaría 30 millones.

En concreto, el crédito a Agrosur equivale a 12,42% de la cartera de crédito bruta del sistema bancario, al cierre del primer semestre de 2019.

Es importante resaltar que este financiamiento debe ser desembolsado en el corto plazo, debido a la estacionalidad del ciclo agrícola en una situación de severa contracción de liquidez, debido a la asfixiante estrategia de encaje legal que pesa sobre la banca. Con un nivel de intermediación de apenas 18%, un crédito a tasa preferencial de esta magnitud significa una carga importante, a pesar de que se trate de un financiamiento en moneda local.

Fuentes del sector agrícola indican a Banca y Negocios que la zafra agrícola ya pasó, por lo que no queda claro cuáles serán los beneficios productivos de esta línea de crédito. Además, para los productores es grave que se obligue a la banca a prestar un volumen tan importante de recursos sin garantías ni una evaluación de riesgo de los productores que, eventualmente, serían los beneficiarios finales.

El conglomerado Agrosur es una entidad del Estado, creada por la ANC en 2017, que pretende agrupar a empresas y organizaciones del sector público dedicadas a la producción agrícola, pero su conformación no está clara, sino que depende del criterio del Ministerio de Producción Agrícola y Tierras. La única condición que establece la norma es que debe darse prioridad a las organizaciones productivas «de base».

El holding estatal podrá eventualmente incorporar a empresas privadas, mediante la figura de contratos.

Según el blog del holding -carece de una página web institucional- entre las funciones específicas del organismo están:

– La orientación, planificación, ejecución y fines, en la producción, industrialización, comercialización y financiamiento de bienes y servicios agrícolas.

– Maximizar la eficiencia. Para ello, plantea esquemas conjuntos de adquisición de materias primas y uso colectivo de bienes y servicios.

– Incluir la contraloría social y la participación del pueblo organizado en la producción primaria y transformación de los rubros agroalimentarios.

– Puede establecer regímenes especiales diferenciados para las empresas y organizaciones de base, en materia de financiamiento, compras del Estado, procedimientos expeditos, contratos e incentivos.

– Entre sus funciones se prioriza: la producción primaria de rubros agrícolas, incluidos semillas e insumos agrícolas; la producción, comercialización y distribución de agroinsumos, equipos y maquinarias; la promoción de inversiones en el sector, especialmente en innovación tecnológica y científica; y la exportación e importación de rubros o insumos.

Fuentes del sector bancario indicaron a Banca y Negocios que, si bien se trata de una línea muy importante de financiamiento, no plantea retos financieros insalvables, porque, de hecho, la demanda de créditos agrícolas ha venido cayendo de manera acelerada por la depresión existente en la producción de alimentos.

Te podría interesar también