Atacante con un camión arrolla a una multitud en Francia y deja 84 personas muertas

// Reuters


Un hombre armado que conducía un camión embistió a una multitud que celebraba el jueves el Día de la Bastilla en la ciudad francesa de Niza, y dejó al menos 84 muertos y decenas de heridos en lo que el presidente Francois Hollande calificó como un acto terrorista.

El atacante, identificado por una fuente policial como un ciudadano francés de 31 años nacido en Túnez, abrió fuego antes de que la policía lo matara.

El hombre no estaba en la lista de vigilancia de los servicios de inteligencia franceses, pero era conocido por la policía en relación con delitos comunes, dijo la fuente.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, informó que 18 personas están en estado crítico luego de que el camión de 25 toneladas avanzó en zigzag por el Paseo de los Ingleses al concluir un espectáculo de fuegos artificiales para conmemorar el día nacional de Francia justo después de las 22.30 hora local(2030 GMT).

Según un funcionario de la ciudad, el camión avanzó por hasta dos kilómetros. «La gente caía como bolos,» dijo un testigo identificado como Jacques, que administra el restaurante Le Queenie en el paseo marítimo, a la radio France Info.

El hecho hasta el momento parecía ser la obra de un atacante solitario. Un funcionario del gobierno local dijo que armas y granadas fueron encontradas en el interior del vehículo sin placas.

En un discurso en la madrugada, Hollande convocó a los reservistas del Ejército y la policía para que releven a las fuerzas agotadas tras ocho meses de estado de emergencia, que entró en vigor después de que atacantes del grupo Estado Islámico mataron a 130 personas en París en noviembre.

Sólo horas antes, Hollande había anunciado que el estado de emergencia finalizaría al concluir julio, pero el mandatario dijo que tras el ataque sería ampliado por otros tres meses.

«Francia tiene una gran tristeza debido a esta nueva tragedia», declaró Hollande, destacando que había varios niños entre los muertos. «No se puede negar el carácter terrorista de este ataque», agregó.

Importantes eventos en Francia han sido vigilados por soldados y policías armados desde los ataques de Estado Islámico el año pasado, pero parece que se necesitó de varios minutos para frenar el avance del camión a través de las aceras y una zona para peatones.

Una testigo dijo que creía el atacante estaba disparando un arma de fuego mientras conducía.

«Vi este enorme camión blanco pasar a toda velocidad», dijo Suzy Wargniez, una mujer local de 65 años que estaba observando desde un café en el paseo. «Estaba disparando, disparando».

Tras los ataques en París, Estado Islámico dijo que Francia y todas las naciones que siguen sus pasos continuarán en la parte superior de su lista de objetivos, mientras continúen «su campaña de los cruzados», en referencia a la acción contra el grupo en Irak y Siria.

Francia está llevando a cabo ataques aéreos y operaciones de fuerzas especiales contra Estado Islámico, así como el entrenamiento de efectivos kurdos y del Gobierno iraquí.

«Vamos a fortalecer aún más nuestras acciones en Siria e Irak», dijo Hollande, que describió a la tragedia como un ataque a la libertad por parte de fanáticos que desprecian los derechos humanos.

 

Te podría interesar también