Analistas estadounidenses ven inviable estrategia de repudiar deuda para salvar a Citgo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Analistas estadounidenses ven inviable estrategia de repudiar deuda para salvar a Citgo



La apuesta de la Asamblea Nacional y la administración interina de Juan Guaidó, quien asumió las competencias del poder ejecutivo el 23 de enero pasado, para que la República mantenga el control de Citgo parece destinada a fracasar en Estados Unidos, según fuentes nacionales y extranjeras consultadas por agencias especializadas.

Este martes 15 de octubre, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo según el cual el canje de bonos que dio origen a la emisión del Pdvsa 2020, cuya garantía está representada por 50,1% de las acciones de Citgo, es ilegal, porque viola los artículos 150, 311 y 312 de la Constitución Nacional, por cuanto no obtuvo la aprobación parlamentaria correspondiente y, además, las condiciones de la operación son lesivas a los intereses de la República.

Según Argus Media, que consultó fuentes en Wall Street y a juristas cercanos a los comités de tenedores que están accionando contra Pdvsa, los acreedores están tranquilos, porque consideran que ninguna corte estadounidense reconocerá la declaratoria de nulidad del canje y, además, está el precedente sentado por el propio parlamento venezolano, al pagar 72 millones de dólares del vencimiento del bono en mayo.

En la nota, las fuentes advierten que, en una perspectiva de largo plazo, la medida adoptada por la AN es inconveniente, porque complica un acuerdo marco de reestructuración de la deuda, si se diera la oportunidad, como parte de un plan de recuperación de la economía venezolana que, tentativamente, necesitaría inversiones por más de 200.000 millones de dólares.

Para los abogados de los tenedores, lo que hizo la Asamblea Nacional fue desconocer arbitrariamente una deuda previamente reconocida y, en consecuencia, el camino de la negociación estaría roto.

El caso de Venezuela es «complicado», porque existe el precedente de pago por la misma instancia que ahora reclama la nulidad de la deuda y, además, también hay contratos que aseguran a los tenedores contra este tipo de incidencias.

El hecho de que el gobierno de Estados Unidos reconozca la autoridad de la Asamblea Nacional y de la administración interina de Guaidó puede ayudar para que una corte reconozca a los representantes del presidente de la AN como accionantes válidos, pero en Estados Unidos hay independencia de poderes y, por lo tanto, queda claro que una cosa es el apoyo político y otra la defensa legítima de los intereses de los acreedores.

El caso Citgo pone a la Asamblea Nacional en contra de entidades como Fidelity, T. Rowe Price, Blackstone y Ashmore, fondos internacionales que tienen posiciones en bonos Pdvsa 2020. Este asunto, efectivamente, puede significar una factura potencial en el futuro.

El acuerdo de la AN también repudia la deuda con Rosneft que está garantizada con el 49,9% restante de las acciones de Citgo.

Te podría interesar también