Analistas dudan de que bancos centrales puedan hacer frente al Coronavirus

// EFE

Analistas dudan de que bancos centrales puedan hacer frente al Coronavirus



Los analistas ponen en duda que los bancos centrales puedan paliar los efectos económicos del coronavirus, al entender que aunque hay una gran esperanza puesta en los paquetes de estímulo, parece que no tendrán la misma efectividad que en el pasado.

Desde la expansión del coronavirus fuera de China, a finales del mes de febrero, algunos bancos centrales y organismos internacionales se pusieron en marcha para hacer frente al impacto que puede tener el coronavirus en la economía mundial.

Algunos expertos ya dan por hecho que el brote provocará una recesión a nivel mundial y que ante ello, los bancos centrales responderán, aunque su actuación no será capaz de hacer frente a la epidemia.

«Su munición limitada en comparación con la crisis de 2008 y su incapacidad para solucionar una pandemia global están elevando los riesgos mundiales», advierten los expertos de Bank of America, para quienes las recetas de los bancos centrales «están fallando» y está mermando la confianza que los inversores habían puesto en ellos.

También los analistas de eToro ponen en duda el papel de los bancos centrales en esta crisis del coronavirus, y se preguntan «durante cuánto tiempo imprimir dinero servirá como solución». «Parece que está perdiendo efectividad», han alertado.

El experto de eToro Adam Vettese recuerda que el Banco de China, el Banco de Japón y la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) han anunciado medidas de estímulo para mitigar los efectos del brote en la economía.

Unos efectos que ya han quedado diluidos tras las fuertes pérdidas que siguen registrando los mercados ante la rápida expansión del coronavirus fuera de China.

Para el analista, la Fed, que ya anunció por sorpresa una rebaja de tasas de interés en medio punto (hasta el 1 % y el 1,25 %), volverá a reducirlos hasta dejarlos a cero en abril.

La Fed celebrará su reunión de tipos el próximo 18 de marzo, aunque previamente, este jueves, le toca el turno al Banco Central Europeo (BCE), que aunque goza de menos margen de actuación que otros bancos centrales, también recortará las tasas de interés, según espera el mercado.

Así lo prevé UBS Asset Management, que además, espera nuevas caídas de tipos en EE.UU., Japón y Reino Unido, donde el Banco de Inglaterra celebrará su reunión el próximo 26 de marzo.

Desde Unigestion, el gestor Salman Baig ha advertido de que el hecho de que el coronavirus siga expandiéndose a través del mundo, ha hecho ver a inversores y economistas que las estimaciones iniciales acerca de su impacto en la economía global «eran demasiado optimistas».

Los riesgos de un shock en las cadenas de suministros por las disrupciones en la capacidad de producción de China se han agravado por una bajada de la demanda, ya que los ciudadanos entran en pánico y deciden cada vez más quedarse en casa, ha añadido el gestor.

Para el experto, el recorte de tipos más importante en más de una década que ha llevado a cabo la Fed, y las palabras alentadoras que hizo su presidente, Jerome Powell, «no han tranquilizado los mercados financieros esta vez».

«Esta vez es diferente. A diferencia de las recesiones de 2001 y 2008, principalmente marcadas por una falta de demanda, los desafíos del coronavirus implican una mezcla de demanda y un shock en las cadenas de suministro», ha añadido.

El experto también apunta que «aunque los mercados esperan muchos más estímulos en varios países del mundo, no se prevé que medidas más acomodaticias de los bancos centrales sean una cura porque la mayoría de los recortes de tipos ya se han producido a través de declives en el precio de los bonos y en la curva de tipos».

Te podría interesar también