Banca y Negocios Informe Privado
spp_header_2
13/01/2023 02:00 AM
| Por Armando J. Pernía

Análisis | Maduro lanza 6 líneas estratégicas con visión de largo plazo sin que la oposición le preocupe

Maduro precisó su promesa de que el crecimiento económico será «igualitario», de manera que deberán mejorar las condiciones sociales. Una promesa que no es nueva.

Análisis | Maduro lanza 6 líneas estratégicas con visión de largo plazo sin que la oposición le preocupe

Criticar las sanciones y reivindicar la recuperación. En eso se resume el temario abordado por el presidente Nicolás Maduro en su tercera Memoria y Cuenta presentada en esta legislatura de la Asamblea Nacional ampliamente dominada por el chavismo.

Maduro fue fortalecido a la Asamblea, improvisó su discurso, hizo bromas, y a pesar de que la recuperación económica se ralentizó en el cuarto trimestre del año pasado, a tal punto que ahora el crecimiento anual se rebaja a una estimación de 15 %, se mostró optimista sin exageraciones.

La principal expectativa no satisfecha fue la de posibles anuncios sociales, como un aumento del salario mínimo, un tema que el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, puso sobre la mesa recientemente al hablar que se estudia un modelo de remuneración «sostenible» frente a la depreciación del bolívar.

Los trabajadores deben seguir esperando, sobre todo los de la Administración Pública, pero las manifestaciones recientes indican que la paciencia se está agotando. Maduro precisó su promesa de que el crecimiento económico será «igualitario», de manera que deberán mejorar las condiciones sociales. Una promesa que no es nueva.

Las sanciones fueron la gran defensa. Maduro fue presentado como el «gran timonel» por Jorge Rodríguez, quien preside el parlamento por un tercer período, y buena parte del discurso se centró en cómo se ha superado una «agresión histórica».

Las 6 lineas

Con la mira puesta en el año que comienza, el presidente Nicolás Maduro presentó seis líneas estratégicas que determinarán su gobierno en este ejercicio. A saber:

  • Consolidar el crecimiento económico con igualdad. Maduro aseguró la continuidad de su estrategia económica, hizo llamados a todos los sectores a acordarse en una línea de acción que procure una expansión de la economía con sensibilidad social.

De hecho, el Presidente recordó el final de 2022, cuando se «recalentó» la actividad comercial y la cotización del dólar subió 55 % en el mercado oficial en diciembre como consecuencia de la «guerra económica retomada por algunos sectores desde Miami».

NOTICIA RELACIONADA: Maduro dice que «ya el enfermo camina»: Banca podrá prestar hasta 30% de los depósitos en divisas

«Por la guerra económica de algunos sectores desde Miami, tuvimos (una) fuerte perturbación en la tasa cambiaria. Estamos conscientes y actuando».

El jefe de Estado señaló que «se están tomando» decisiones con el fin de estabilizar «nuevamente» la tasa de cambio y, así, «torcerle el brazo definitivo a la inflación», como -aseguró- el país logró hacerlo durante «buena parte del año 2021 y buena parte del año 2022», dice la reseña de EFE.

  • Expandir la protección y seguridad social a todo el pueblo especialmente a las víctimas del bloqueo, con el relanzamiento de las misiones y un plan especial de inversión de infraestructura, combinado con el 1×10, que aspira activar en el primer trimestre.
  • Ampliar la presencia del poder popular en todas las áreas de la vida social y económica, darle más poder al pueblo, a los consejos comunales.

En este sentido, hizo un llamado a la Asamblea Nacional a generar las leyes necesarias para que las comunas tengan más poder territorial y de acción política.

  • Consolidación plan de seguridad integral y garantizar la revolución judicial. Moralizar las fuerzas policiales y del orden. Fortalecer los cuadrantes de paz
  • Avanzar en la independencia integral y la descolonización de Venezuela, construir la independencia económica. «Un pueblo sin identidad pierde la perspectiva, hay que profundizar la revolución cultural y educativa en Venezuela, de nuevos valores en la vida social en las dimensiones económica, científica, tecnológica, educaytiva y cultural. Un pueblo con valores».
  • Avanzar en la consolidación de una nueva geopolítica regional, la construcción de la «patria grande», una nueva integración. «Está llegando una hora nueva para juntar los esfuerzos y crear un poderoso bloque de fuerzas políticas, de poder económico, que invite al mundo a la construcción de nuevos polos de poderes, de la que habla nuestro hermano mayor Xi Jiping, o de ese mundo multipolar del que habla nuestro hermano mayor Vladimir Putin«.

Sin presión

En días pasados, el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, proclamó una «victoria total» sobre el sector de la oposición al que califican de radical, pero que está presionando por seguir las negociaciones en México.  Ahora el oficialismo está dando los pasos necesarios para «cobrar».

El presidente Maduro, en su discurso de Memoria y Cuenta, hizo una referencia anecdótica, pero claramente intencionada, a la propuesta de volver a reformar la directiva del Consejo Nacional Electoral, luego que Rodríguez anunciara que se consideraría en el parlamento.

Parece claro que la idea acordada con la oposición que hace vida en el parlamento es sustituir a los rectores no chavistas Enrique Márquez y Roberto Picón por otros procedentes de los partidos de la Alianza Democrática.

La debilidad de la oposición es realmente grave, por lo que el presidente Maduro no tuvo presiones para hacer anuncios concretos sobre demandas que ya se están haciendo en la calle, como aumentos salariales, sobre todo en la Administración Pública.

La disolución del llamado «gobierno interino» ha dado paso igualmente a la adopción de medidas judiciales contra dirigentes opositores, como las directivas de la AN 2015 recién electas y la segura reactivación de la investigación parlamentaria contra Juan Guaidó y otros actores opositores que participaron del «interinato».

En todo caso, estas actuaciones del Gobierno no parecen funcionar como estímulo para que la oposición -dividida en dos plataformas, donde además coexisten tendencias con muchas diferencias- se unifique de cara a una primaria hacia las presidenciales que podrían celebrarse a finales de este año o a principios de 2024.

De hecho, los partidos que hacen vida institucional en el país -algunos con directivas beneficiadas por sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que les otorgaron tarjetas y símbolos de partidos con trayectoria e incluso históricos, como Acción Democrática- no parecen coincidir en la necesidad de una elección primaria, sino que algunos se decantan por una escogencia por consenso de un eventual candidato presidencial único.

Maduro parece dar por cancelada una conflictividad radical en el país, por lo que ahora, como lo evidencian sus líneas estratégicas, su estrategia es focalizarse en el proyecto político de fondo.

Lea más contenido interesante y actual:


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo