Análisis | Estos pueden ser los efectos del «Tarifazo» récord de los servicios públicos

// Por: Luis Brusco

Análisis | Estos pueden ser los efectos del «Tarifazo» récord de los servicios públicos


Contrario a una nueva desaceleración de la hiperinflación este año, la cual pronosticaron algunos analistas, los resultados de los primeros meses tienden a negar esa tendencia.

Los resultados de enero y febrero de 2021 muestran que, al menos durante el primer semestre, los factores determinantes de la inflación podrían mantenerse mucho más fuertes que el año anterior.

Las cifras lo revelan: los dos primeros meses han sido formalmente hiperinflacionarios porque el IPC se incrementó en cada mes por encima del 50%, con el sorprendente salto en febrero de los precios en los servicios -nunca antes visto en nuestra economía- que alcanzó 356,8%, seguido de las comunicaciones con un porcentaje de 165,2%.

Con estos números, la hiperinflación anualizada se situó ya en 4.311% en el segundo mes de este año, superando en más de 1.000 puntos porcentuales la de igual periodo del año precedente.

En buena medida la explicación de estos resultados se encuentra en la decisión del gobierno -sin anunciarla como parte de una política económica integral- de reducir o abandonar la mayoría de los subsidios de los servicios públicos.

Esta disposición de facto se toma ante imposibilidad de mantener el inmenso gasto fiscal, luego de destruir cerca del 80% de la base tributaria y reducir el valor del bolívar a su mínima expresión, contando con la conducta acomodaticia y complaciente del Banco Central de Venezuela (BCV), que financia monetariamente los egresos de todas las entidades gubernamentales.

Lo más preocupante de esta circunstancia es que las significativas alzas de los servicios tienen un efecto difusión muy elevado que seguramente se manifestará en aumentos no deseados, en los próximos meses, en los otros grupos de bienes componentes de la canasta de consumo familiar.

Además, será difícil evitar que este sobre incremento de los precios no produzca una aceleración, superior a la esperada hoy, del tipo de cambio nominal en los meses por venir como respuesta automática del mercado para mantener la paridad real.

Finalmente, es oportuno advertir que si las autoridades siguen tomando medidas para ajustar las finanzas públicas de forma aislada, sin aplicar un programa integral que contenga, además de lo fiscal, medidas de corte monetario y cambiario diseñadas por un equipo de hacedores de política económica competente y generadoras de credibilidad, se corre el riesgo que se profundice el proceso de desestabilización general.

Vale la pena recordar que probablemente vengan ajustes de precios por la misma razón en rubros como: la gasolina, gasoil, aseo urbano, gas doméstico, entre otros.

* El autor es economista y consultor de la firma Aristimuño Herrera & Asociados.

Te podría interesar también