Análisis de Wells Fargo sobre un posible canje de bonos Pdvsa 2017 (Exclusivo)

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El Grupo de Servicios de Consultoría (ASG, por sus siglas en inglés) del banco estadounidenses Wells Fargo contempla el eventual canje de bonos PDV 2017 como una operación que puede terminar por ser calificada por las agencias de evaluación crediticia como una reestructuración de pagos. 

Así lo indica un documento titulado «Pdvsa: Potencial canje de bonos y lo que puede significar para inversionistas en renta fija», al cual tuvo acceso BancayNegocios.com

El análisis parte de la existencia de un mermado nivel de reservas internacionales por debajo de 12 millardos de dólares, en un entorno en el que Venezuela ha recurrido a una severa restricción de importaciones ante la baja de los precios del crudo. 

En este sentido, se advierte que la baja en la producción petrolera de Pdvsa y la falta de inversión en infraestructura limitan la posibilidad de obtener fuentes de financiamiento alterno en estos momentos. 

Lea también: Guerra: Canje que ha planteado Pdvsa a tenedores de bonos es inconveniente

El texto revela que el gobierno venezolano ha recurrido a los bonos PDV 2024 como activo para negociar pagos que se adeudan  a proveedores internacionales de la industria petrolera, y que esta misma emisión de la estatal sería la ofrecida a los tenedores de bonos 2017, principalmente. 

La entidad sostiene además que las compañías que obtuvieron posiciones en bonos PDV 2024 otorgados por el Ejecutivo, decidieron en su mayoría venderlos para acceder a dólares en efectivo, lo que ha evitado que esta emisión en particular se beneficie del rally de precios que experimentaron los títulos de la empresa recientemente. 

En el aspecto positivo, se considera que Pdvsa podría acceder a una solución de corto plazo ante compromisos pendientes por aproximadamente 4 millardos de dólares este año y 7 millardos de dólares en 2017. 

Sin embargo, bajo cualquier modalidad que se llegue a desarrollar el canje, Wells Fargo considerá que no resolverá los problemas de fondo de la empresa estatal. 

Se advierte además que si los participantes del canje deciden vender los títulos obtenidos, esto afectará el comportamiento de los precios en el mercado secundario y la apreciación de los papeles en general. 

Tal como se mencionaba al principio, llegado el caso las agencias de rating internacional pueden considerar que el canje constituye una reestructuración de pagos. Esto, según el análisis, no afectaría al resto de las emisiones del país ni de la compañía, pero dificultaría más el acceso a los mercados financieros. 

Te podría interesar también