AN eligió CNE que busca ganar legitimidad con minoría opositora menos conciliadora

// Banca y Negocios @bancaynegocios

AN eligió CNE que busca ganar legitimidad con minoría opositora menos conciliadora



Sin sobresaltos y con evidente mayoría calificada, la Asamblea Nacional electa en diciembre de 2020 decidió, luego del proceso de postulaciones, la conformación del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), con mayoría chavista, pero con dos miembros de la oposición con perfil menos conciliador, que pueden parecer confiables para  sectores antigubernamentales más amplios.

Tania D´Amelio fue ratificada, a pesar de haber permanecido desde 2009 en la directiva del ente comicial. Junto con esta «histórica» rectora, el oficialismo quedó representado por el exministro de Cultura y Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, y el exconstituyente Alexis Corredor.

El primer representante de la oposición es Enrique Márquez, exdiputado por Un Nuevo Tiempo (UNT) en la Legislatura electa en 2015. Fue primer vicepresidente del parlamento en 2016, durante la gestión de Henry Ramos Allup.

Además, también fue electo, por postulación de la sociedad civil, el opositor Roberto Picón, quien fue asesor electoral de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Fue detenido en 2017 acusado entre otros delitos de presunta traición a la patria. Tiene amplia experiencia en la gestión de procesos comiciales y veeduría.

Para Alexis Corredor los suplentes serán Carlos Quintero y Francisco Garcés; de Tania D´Amelio serán Lionel Parica y Simón Chacón; del opositor Enrique Márquez serán Griselda Colina y Francisco Martínez, empresario y expresidente de Fedecámaras.

Asímismo, el actual superintendente del Saime Gustavo Vizcaíno será el suplente de Pedro Calzadilla, junto con Saúl Bernal Peña y con Roberto Picón fueron electos como suplentes el exdiputado Conrado Pérez y el director del Instituto de Altos Estudios Sindicales y profesor universitario León Arismendi.

Esta directiva fue juramentada en la misma sesión de la AN en la cual fue electa. Su misión inmediata es la organización de las elecciones regionales, las cuales podrían ser unificadas con comicios locales en una «megaelección».

El oficialismo es partidario de esta opción para aprovechar de consolidar este año su control hegemónico sobre las instituciones, pero, como parte de las «señales» en procura de una negociación de las sanciones de Estados Unidos con la administración de Joseph Biden, en este CNE hay dos opositores con perfil claro, cuya elección parece sugerir el deseo de darle una mayor legitimidad al organismo comicial.

– La reacción de Guaidó –

El dirigente político Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, señaló que la administración de Nicolás Maduro intentó imponer un árbitro electoral, tras la designación de la nueva junta directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Guaidó, a través de su cuenta de Twitter, reseñó que las consecuencias «serán las mismas que en 2018 y 2020: arrastrar a Venezuela a un desastre mayor». A su vez, condenó junto a la plataforma unitaria, que contempla a más de 40 partidos y organizaciones políticas, la designación de los nuevos rectores del CNE.

«Estamos unidos y firmes por un camino claro: elecciones libres, justas y verificables. Solo un acuerdo, con el debido acompañamiento internacional, en pro de salir de esta tragedia y tener elecciones libres y justas para atender la emergencia humanitaria y tener justicia, es una solución real y van a ser acompañados por el Parlamento y la alternativa democrática», apuntó Guaidó.

Te podría interesar también