Industria del calzado opera a un máximo de 10% debido a libre importación y al 7+7

// Gisell Quintana / @GisellQuintana

Industria del calzado opera a un máximo de 10% debido a libre importación y al 7+7



El vicepresidente de la Cámara Venezolana del Calzado (Cavecal), Tony Di Benedetto, explicó que durante este primer cuatrimestre del año la producción ha caído debido a la gran cantidad de productos importados que entran al país sin pagar aranceles y las restricciones generadas por la pandemia, como el esquema 7+7 que no permite la continuidad operativa, aunada a la falta del poder adquisitivo del venezolano.

“Nosotros, en nuestras empresas, creo que estamos en el orden del 5 o 10% de la capacidad de producción, debido a que el mercado no está requiriendo productos por toda la cantidad de importaciones de muy bajo costo. Nosotros no estamos en el sector priorizado, tenemos que trabajar en las semanas flexibles y, en una semana, es muy bajo el ritmo de operación que podemos retomar. Las tiendas que venden calzados también están obligadas a cerrar en cuarentena”, detalló Di Benedetto.

La escasez de combustible también es otro de los factores que afecta el nivel de producción en el sector calzado, debido a que muchos de los proveedores no pueden trasladar, desde el interior del país, la materia prima, como cuero y productos químicos.

“No se consigue el gasoil tan fácilmente. Además, los volúmenes de ventas no han sido tan grandes para justificar un flujo constante de movilización de transportes, y tenemos que esperar que se acumule un poco de trabajo- Ha pasado que, cuando podemos mover mercancía, nos puede caer una semana radical, que nos obliga a esperar otra semana adicional y esto impide el trabajo fluido”, precisó el representante gremial.

Sobre el Plan Z, implantado por el Gobierno nacional para estimular la industria del calzado, el vicepresidente de Cavecal, Tony Di Benedetto, aseguró que el sector no ha sido notificado de esta iniciativa, por lo que solicitan una reunión con los ministerios del Comercio y de Finanzas para participar, ya que la cámara representa un porcentaje importante de la producción nacional.

“Ese Plan Z es un gran alivio para la industria, pero también tendría que venir acompañado de un financiamiento, porque nosotros hemos tenido que aguantar todo este tiempo, sin producir”, sostiene el dirigente.

A pesar de las dificultades por las que atraviesa el sector, la Cámara es optimista y esperan aumentar la producción de calzado en 40% para finales de este año, lo que representa de 10 a 15 millones de pares de zapatos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también