4 habilidades comunicativas esenciales para cualquier gerente

// Forbes.es

4 habilidades comunicativas esenciales para cualquier gerente


La mala gestión a menudo comienza con malas habilidades de comunicación. Si está dirigiendo un equipo exitoso, debe asegurarse de que todos están en la misma página y que los canales abiertos y claros de comunicación estén presentes en todo momento. Hablar es un elemento, escuchar es otro y los mejores gerentes son los mejores oyentes.

Habrá escuchado ya la estadística de que 9 de cada 10 startups fracasan en su primer año. Hay muchos factores que pueden impulsar o romper un nuevo negocio, pero la mala gestión tiende a estar en la parte superior, específicamente la falta de experiencia en la gestión de los empleados. Esto va más allá de la entrega de pedidos y se extiende a desarrollar y mejorar las habilidades interpersonales con sus empleados en el lugar de trabajo. Considere las maneras en que la mejora de las siguientes habilidades de comunicación podría ayudar a garantizar a su startup un lugar entre el 10% que tienen éxito.

Comunicación verbal

Como líder, la forma de hablar es a menudo la cosa más importante en la que puede concentrarse. El rasgo clave que debe exhibir al comunicarse verbalmente con su equipo es permanecer confiado, profesional, claro y cortés. Nunca recurrir a la ira, los insultos o el comportamiento agresivo pasivo; puede conducir a la tensión en el lugar de trabajo, así como a las faltas de respeto.

Mientras que la crítica constructiva es algo necesario, hay algunas cosas que puede hacer para que el balance de la situación siga siendo positivo. No avergüence al empleado anunciando el problema frente a sus colegas. En su lugar, hable con ellos uno a uno y mantenga siempre sus comentarios constructivos. Recuerde que las personas cometen errores y ofrezca a su empleado la oportunidad de resolver el problema para ver dónde se cometió el error y cómo aprender de él. Utilice sus habilidades de liderazgo para centrarse en el futuro.

Comunicación no verbal

Mientras que las habilidades de comunicación verbal y no verbal a menudo van de la mano, también hay algunas cosas en las que enfocarse en la segunda categoría. Las más importantes a tener en cuenta son tanto sus expresiones faciales como los gestos de las manos.

Al asignar una tarea a un empleado o hablar con ellos sobre cualquier problema, recuerde no cruzar los brazos, ya que da la impresión de distancia, molestia, o incluso la ira. Cuando usted está apasionadamente hablando de un tema, recuerde mantener sus expresiones faciales (y el tono) en jaque, a fin de evitar parecer demasiado emocional. Al dar un consejo o una crítica del empleado, cerciórese de nunca señalar o apuntar con el dedo, pues demuestra una falta de respeto e implica la condescendencia.

Habilidades para escuchar

Como gerente, es, por supuesto, parte de su trabajo delegar tareas y ofrecer tanto sugerencias como críticas constructivas. Sin embargo, cuando sus empleados se acercan a usted para hablar de un problema, ya sea con su trabajo, un colega o incluso usted, escuche en lugar de responder lo primero que se le ocurra.

Los empleados a menudo pueden proporcionar a los gerentes ideas de la empresa que no tienen, y cuando los empleadores saben escuchar sus preocupaciones, los trabajadores se sienten más apreciados y respetados.

Revisiones

Otra forma de mejorar las habilidades de comunicación con sus empleados son simples check-ins. Sus empleados deben saber que sus pensamientos y sentimientos son valorados, y como fundador, mejorará significativamente sus relaciones de trabajo con todo su personal. Organice chequeos mensuales o periódicos, solicitando a sus empleados que vengan preparados para una breve revisión, donde pueden discutir cualquier problema pendiente, ideas o planes futuros.

Cuando usted comience a implementar estas sencillas sugerencias y habilidades en su papel gerencial en la oficina, verá lo apreciado que se ssentirá y lo que realmente significa ser visto y respetado como líder.

Te podría interesar también