Unos 10.000 trabajadores de Pdvsa renunciaron en enero

Banca y Negocios @bancaynegocios

Unos 10.000 trabajadores de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que representa 7% de la nómina de la empresa estatal, renunciaron solo en el mes de enero, agravando la crisis que enfrenta la compañía que tiene el reto de incrementar la producción sin poder garantizar los antiguos beneficios a sus empleados.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, Iván Freites, dijo a Univisión que es la «primera vez que ocurre esta situación en una empresa de esta categoría. A los trabajadores ya no les importa si le pagan las prestaciones. Nunca antes se había visto que los jubilados protestaran a las puertas de la empresa. La principal causa de esta huida es que perdimos el salario, un trabajador que con su sueldo no pueda comprar ni un huevo, es un esclavo”.

El reportaje de la cadena de noticias cita al analista petrolero Rafael Quiroz  quien asegura que «la razón es el nivel de los salarios que no se corresponde con el alto costo de la vida, ni de la cesta alimentaria. Se está yendo no solo mano de obra común, sino también profesionales ingenieros con años de servicio. Algunos se han visto obligados a irse fuera del país y otros a migrar al sector privado».

Sostiene que Pdvsa no está en condición financiera de cubrir la nómina, además de tener un retraso en la revisión de contratos colectivos de dos y cuatro años.

Pdvsa registra la producción más baja en décadas y ha emprendido un «plan anticorrupción» que ha provocado cambios en distintos niveles de la gerencia. Al mes de enero la producción se ubicaba en 1,600 millones de barriles diarios.

Además, Freites asegura que a los trabajadores les preocupa los altos riesgos de seguridad industrial, especialmente de gerentes y técnicos especializados que tienen «la obligación de mantener la operatividad de las plantas sea como sea».

«Si las refinerías tenían un riesgo antes de la llegada del general Manuel Quevedo a Pdvsa, ahora se incrementa al exigir en el Centro Refinador Paraguaná que se debe arrancar la planta estuviera como estuviera. Desconocen totalmente cómo es un proceso de refinación y cuáles son los protocolos de seguridad que se deben cumplir», dijo Freites.

 

Te podría interesar también