Producción petrolera venezolana cae nuevamente en enero

Banca y Negocios @bancaynegocios

La producción petrolera venezolana registró una caída de 47.300 barriles diarios de petróleo durante el mes de enero, de acuerdo con el informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) basado en fuente secundarias.

En el primer mes del año Venezuela produjo un promedio de 1,6 millones barriles diarios de crudo, en contraste con los 1,473 millones de barriles diarios de diciembre. En los últimos 12 meses la caída es de 404.000 barriles diarios.

El bombeo de enero se encuentra 372.000 barriles diarios por debajo de la cuota establecida por la Opep en su acuerdo de recorte para impulsar los precios, que en enero cumplió un año en vigencia.

Sin embargo, de acuerdo con la información suministrada por Pdvsa a la Opep (fuentes directas) la producción en enero subió 148.300 barriles diarios para ubicarse en 1.769.000 barriles diarios.

«Cuesta creer el fuerte cambio de tendencia con el nuevo ministro. Veremos en los próximos meses si hay alguna evidencia», aseguró en Twitter Francisco Monaldi, experto petrolero y docente del IESA.

La Opep también reseña que la cantidad de taladros activos en Venezuela pasó de 92 en diciembre a 90 en enero.

En el lado contrario se encuentran Libia, Irak y Nigeria que han compensado parte de la caída venezolana en los últimos meses. Por ejemplo, Nigeria está produciendo ahora 1,819 mbd frente a los 1,594 mbd del primer trimestre de 2017.

Por otra parte, la Opep revisó al alza la oferta de crudo de los países no miembros de la Opep hasta una media 59,26 millones de barriles al día (mbd).«El aumento de la producción en Estados Unidos es preocupante», considera la Opep.

La subida de los precios, gracias al pacto de reducción de producción, incita al mismo tiempo a los estadounidenses a producir más, en particular petróleo no convencional (esquisto), que vuelve a ser rentable.

El mayor aumento de la oferta de crudo este año provendrá precisamente de EEUU que, con un bombeo promedio de 10,6 mbd de media  (9,09% más que en 2017) continuará este año reduciendo su dependencia de las importaciones gracias, sobre todo, a la explotación del petróleo de esquisto.

«El petróleo está pagando el precio de haber subido demasiado rápido a niveles que atrajeron una mayor producción estadounidense», asegura Ric Spooner, analista de CMC Markets en Sídney. «Los operadores también están nerviosos por la volatilidad reciente del mercado financiero y por el comportamiento del dólar». El petróleo WTI podría caer a un «rango de menos 55 dólares si persiste la volatilidad», sentencia el experto en declaraciones a Bloomberg.

La OPEP también corrigió al alza su previsión sobre la demanda mundial de crudo en 2018 al cifrarla en 98,60 millones de barriles diario (mbd), 90.000 mbd más de lo calculado hace un mes, «en reflejo de la positiva perspectiva económica».

Este cambio implica que el consumo de crudo del planeta superará este año en 1,59 mbd (un 1,64%) al de 2017 (de una media de 97,01 mbd). La revisión se basa en el «constante aumento de las actividades económicas» a nivel mundial, el incremento del uso de combustible en el sector del transporte impulsado por las crecientes ventas de vehículos en Estados Unidos, China e India, «así como los proyectos expansivos en el sector petroquímico», precisa el documento.

 

Te podría interesar también