Telefónica ganó un 2,7 % más hasta junio pese a caida de sus ingresos

// EFE

Telefónica ganó un 2,7 % más hasta junio pese a caida de sus ingresos


La operadora española Telefónica ganó 1.787 millones de euros en el primer semestre de 2019, lo que supone un avance del 2,7 % interanual, pese a que la operadora vio descender sus ingresos un 0,9 %, con caídas en Latinoamérica y un avance mínimo en España.

El exmonopolio español ha hecho públicas este jueves sus cuentas correspondientes a la primera mitad de 2019, en las que se han registrado crecimientos orgánicos en las principales áreas de negocio, y ha mantenido sus previsiones de resultados y dividendo para el conjunto del año.

Dado que Telefónica encadena nueve trimestres de reducción de deuda, su presidente, José María Álvarez-Pallete, ha apuntado en una conferencia con analistas que la empresa no tiene prisa por vender activos, aunque mantiene su intención de optimizar al máximo su cartera con la intención de «preservar» su posición competitiva.

El beneficio semestral, que antes de impuestos subió el 15,3 % hasta 2.810 millones, se vio impulsado en parte por 151 millones en intereses de una devolución extraordinaria de impuestos en España, 62 millones de plusvalías por la venta de compañías y 37 millones derivados de un ajuste contable en Venezuela, entre otras partidas.

Sin embargo, los ingresos cayeron el 0,9 % y quedaron en 24.121 millones, de los que 6.283 se obtuvieron del negocio en España, tras un leve avance del 0,3 %, y 5.030 de Brasil, tras un descenso del 3,8 %.

En el resto de Latinoamérica la empresa también vio disminuir su facturación, en este caso un 5,1 %, hasta 5.340 millones, con un descenso más pronunciado en el sur de Hispanoamérica (7,6 %), mientras que en la zona norte el retroceso fue del 0,6 %.

Por regiones, los únicos avances en facturación fueron los de Alemania (1,1 % hasta 3.564 millones) y Reino Unido (5,8 % hasta 3.411 millones).

Solo en España, la facturación por cliente (lo que se conoce como ARPU) cayó en un año un 1,2 %, hasta 88,5 euros, algo que el propio consejero delegado de Telefónica, Angel Vilá, explicaba ante los analistas por la irrupción de su marca O2 (con ingresos medios por línea inferiores a los del resto del grupo) y por la agresiva campaña de ofertas que vivió el sector el año pasado.

En ese sentido, sus directivos destacan que los ingresos medios por cliente, una variable que los analistas tienen muy en cuenta para evaluar los progresos de las operadoras, se están recuperando desde los 88,2 del trimestre anterior y del previo.

Igualmente, recuerdan que el ARPU de su segmento más alto de clientes es de 140 euros, el del segmento medio es de 85 y el del más bajo se sitúa en 60 euros, aún por encima de sus competidores más próximos. El de Orange, que también ha presentado resultados este jueves, es de 57,5 euros, tras una caída del 1,1 %.

Según Vilá, es previsible que el ARPU de Telefónica siga subiendo durante el tercer trimestre cuando las promociones aún vigentes de contenidos de fútbol expiren y las subidas de precios tengan su efecto.

En conjunto, el resultado operativo antes de amortizaciones (oibda) fue de 8.702 millones (un 7,4 % más), al tiempo que los gastos por operaciones se redujeron el 1,2 % y quedaron en 16.373 millones.

Por número de clientes, la operadora vio caer los accesos de clientes finales un 3,7 %, hasta 326,23 millones, de los que 33,20 fueron de telefonía fija (un 8,5 % menos), 21,78 millones de datos fijos y 262,47 millones de móviles (un 3,5 % menos, aunque los de contrato aumentaron un 10,7 %, hasta 126,47 millones). De televisión de pago cuenta con 8,76 millones de accesos, un 0,4 % más.

Álvarez-Pallete ha destacado que la deuda por noveno trimestre se redujo, en este caso un 5,7 % hasta 40.230 millones, por lo que ha descartado tener urgencia por seguir reduciendo sus activos, que el grupo ha dividido entre estratégicos, en desarrollo o en venta.

Así, ha apuntado que al tiempo que en los últimos meses Telefónica ha ido invirtiendo en Alemania o en Brasil, también ha vendido parte de sus centros de datos, su participación en Telxius o sus filiales en Centroamérica.

El presidente ha añadido que el reto para el resto del año es aumentar la rentabilidad para que el oibda llegue a crecer el 2 %, al igual que los ingresos.

Te podría interesar también