La calificadora S&P Global Ratings pasó a negativa su perspectiva de CAF y confirmó sus calificaciones de largo y corto plazo de ‘AA-’ y ‘A-1+’, respectivamente de la entidad. La revisión se hizo debido a la gran exposición que tiene a Venezuela, sumado a las recurrentes demoras de pago de ese país en los últimos 12 meses.

Los técnicos de la agencia de calificación detallan que la perspectiva negativa refleja su opinión de que existe una probabilidad mayor de que Venezuela presente atrasos prolongados en los próximos 24 meses.

La entidad llamó la atención sobre el hecho de que en los últimos 12 meses, la CAF ha experimentado demoras recurrentes en los pagos de Venezuela. A diciembre de 2017, las demoras acumuladas alcanzaron $136 millones.

Si bien estas fueron liquidadas en enero de 2018, demoras en el pago adicionales superiores a 90 días comenzaron a acumularse en el segundo semestre.

Aunque Venezuela actualmente está al corriente con dichos pagos, se esperan demoras de pago persistentes y a largo plazo. El país y su empresa petrolera, se encuentran en default selectivo con el pago de intereses de bonos por un monto mayor a $3.000 millones.

El último préstamo de CAF a Venezuela fue en diciembre pasado por $400 millones.

 

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización