¿Se detuvo el ritmo de devaluación del SIMADI/DICOM?

// Juan Crisóstomo*


Desde el anuncio del Tipo de Cambio Complementario (DICOM) en marzo del presente (aún a la espera de su entradas en funcionamiento), sin que se hayan registrado cambios respecto a la estructura del SIMADI, la segunda tasa oficial ha venido mostrando una devaluación importante. 

Efectivamente, al observar la volatilidad de dicha tasa desde sus inicios, progresivamente ha exhibido ritmos más acelerados de devaluación. Por ejemplo, en abril su volatilidad fue de Bs/US$ +31.78, en mayo Bs/US$ +45.79 y en junio Bs/US$ +26.76. Ahora, durante los primeros días transcurridos del mes de julio, se observa que el ritmo de devaluación es el más bajo desde su anuncio, con una volatilidad de solo Bs/US$ +3.49.

Si bien el nivel de precio del SIMADI/DICOM ha mostrado una variación de +211% desde sus inicios (equivalente a una devaluación de 67.9%), lo anterior podría ser una señal que de aquí a los meses venideros la tasa irá moviéndose a un ritmo mucho más lento a lo observado en meses anteriores, posiblemente como consecuencia del ritmo de inflación que puede estar provocando dicho marcador sobre los precios en la economía.

tasadicom

Otro de los elementos a considerar, es el reciente anuncio de la decisión de Citigroup de cerrar las cuentas corresponsales que mantiene Citibank con el Banco Central de Venezuela y el Banco de Venezuela, lo cual pondría en riesgo las operaciones de pago de importaciones y de liquidación que se realizan a través del SIMADI/DICOM, esto en caso de no llegar a un acuerdo con otro banco en el muy corto plazo.

Hay dos grandes lecturas que se le pueden dar a dicha medida en cuanto a sus efectos:

1) Al trabajar Simadi/Dicom a través de dichas cuentas de corresponsalía, se pueden ver afectadas las liquidaciones de divisas al sector privado en dicho mecanismo, así como los pagos de compras externas, limitando en mayor medida la oferta de bienes (agrava el elevado nivel de escasez actual)

2) Si no se toma una decisión que permita la rápida puesta en marcha del esquema de funcionamiento de Simadi/Dicom, esto generará mayores presiones sobre excedentes en bolívares que buscarán dirigirse hacia mercados alternativos, presionando por tanto sobre dinamismo de precios. La sustitución del Citibank puede no ser tan rápida como se espera.

En definitiva, el tema cambiario y sus expectativas siguen siendo de los puntos álgidos dentro de los desequilibrios que adolece la economía venezolana. Las restricciones estructurales e institucionales actuales siguen siendo las principales barreras, inclusive de políticas macroeconómicas que puedan estar bien estructuradas e intencionadas.

*El autor es MSc en Economía y MBA, profesor de postgrado en Finanzas Corporativas en la UCAB

Te podría interesar también