Saxo Bank: Mercados podrían sufrir fuertes oscilaciones tras resultados electorales de EEUU

// economiahoy.mx


Las elecciones que se celebran este 8 de noviembre en Estados Unidos pueden suponer un cambio importante para la política en ese país, en Occidente y posiblemente en el mundo. La victoria de un candidato u otro, no sólo será relevante para la economía a largo plazo, sino que los mercados podrían sufrir fuertes oscilaciones tras los resultados, según destacan varios expertos del banco danés Saxo Bank.

Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank, asegura que si Clinton gana, la probabilidad de una recesión aumenta inmediatamente, «dudo que sus políticas sean buenas para el país. Más políticas tipo Barack Obama no es lo que el mundo necesita».

No obstante, «si Trump triunfa, llegaremos rápidamente a una agitación política masiva, ya que el final del monopolio Demócrata en la política cambia hacia una agenda social contra la globalización, apertura y comercio… Lo único bueno que podría salir de dicho cambio sería el propio cambio».

Por otro lado, «el entorno del trading tendrá que lidiar con una volatilidad mucho más alta, pero potencialmente un mejor rendimiento esperado para todas las clases de activos». Mientras tanto, el costo del capital se incrementará por las venideras subidas de tasas, y el «dólar se dirigirá a nuevos máximos», destaca el economista jefe de Saxo Bank.

Menos comercio

Christopher Dembik, analista del banco danés, cree que la victoria de Trump enfriará las relaciones comerciales, que causará «una nueva guerra comercial entre las grandes potencias, especialmente Estados Unidos y China. Europa sería sin duda uno de los principales perdedores porque es el único que se apega estrictamente a las reglas del libre comercio».

Dembik destaca que «Trump no es un payaso, es un reflejo de la ansiedad de los estadounidenses con respecto al proceso de globalización, la inmigración y la complejidad del mundo. Exactamente los mismos temores existen en Europa. Una victoria para Trump sería una señal poderosa enviada a los partidos anti-sistema en Europa y la prueba de que son capaces de gobernar».

Otro experto del banco danés es Kay Van-Petersen, jefe de estrategia global, cree que gane quien gane las elecciones, lo único seguro es que se gastará mucho dinero. Si esta hipótesis se cumple «los sectores de construcción, materiales, industrias… se beneficiarían con el aumento del gasto en infraestructura. Habrá una demanda enorme dado el desarrollo de infraestructura necesario, por lo que también podría tener implicaciones clave para el carbón, productores de mineral de hierro y acero del mundo».

El mercado de divisas

John Hardy, jefe de estrategia de divisas en Saxo Bank, sostiene que «si la elección es una estrecha victoria de Clinton, el apetito de riesgo podría volverse rápidamente negativo ante el temor de que Trump no ceda y desencadene alguna forma de crisis política. Esto favorecería probablemente el euro, el franco suizo y el yen, mientras que las monedas más arriesgadas negociarían de forma más débil y el dólar se situaría en medio de ambos grupos».

Un triunfo ajustado o claro de Trump probablemente vería un patrón de reacción similar, aunque mucho más amplio, pero con el dólar canadiense y especialmente el peso mexicano debilitándose drásticamente ante los miedos a las amenazas proteccionistas, explica este experto en divisas.

Al igual que el resto de expertos del banco danés, Hardy se une a la hipótesis de la expansión fiscal, es decir, gane quien gane se incrementará el gasto público en Estados Unidos. No obstante, se espera que Trump gaste mucho más que Clinton, «supondrá mucho más potencial para un mayor estímulo fiscal», sentencia este economista.

Te podría interesar también