Recesión económica en Estados Unidos podría causar otra crisis global, según analista

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Recesión económica en Estados Unidos podría causar otra crisis global, según analista



Los bancos centrales occidentales imprimen billetes a toda máquina en un intento por mantener sus economías a flote, según el inversor Ray Dalio. Descubre cómo todo este dinero acaba en el bolsillo de los más ricos sin que repercuta positivamente en sus presupuestos.

Actualmente los inversores occidentales están listos para depositar sus recursos en activos con tasas de interés muy bajas sin querer obtener beneficios a corto plazo. Lo hacen porque gracias a los bancos centrales tienen mucho dinero que invertir. Las entidades financieras se lo dan, adquiriendo activos en un intento por impulsar el crecimiento económico, destaca Dalio en su artículo «El mundo se ha vuelto loco y el sistema está roto»

Sin embargo, realmente estos recursos no influyen ni en el crecimiento económico ni en la inflación dado que los inversores quieren invertirlos en otros activos en vez de gastarlos en la producción. Como resultado de esta tendencia, los precios de los activos van al alza mientras que el crecimiento económico es lento, asevera Dalio.

El filántropo estadounidense destaca que muchas empresas no buscan formas de obtener más beneficios y que en vez de eso optan por «vender sueños» a los inversores que tienen dinero de sobra.

Además, los gobiernos de los países occidentales tienen déficits enormes y es casi seguro que la diferencia entre sus gastos e ingresos vaya a aumentar en el futuro, añade el economista. El aumento del déficit presupuestario requerirá que los gobiernos vendan más deuda. «¿De dónde vendrá el dinero necesario para comprar bonos o financiar los déficits? La respuesta está más que clara: de los bancos centrales, que pondrán en marcha sus impresoras», explica Dalio.

Dalio llega a la conclusión de que el mundo se está acercando a un gran cambio en su paradigma económico.

El desplome de la economía estadounidense afectará a las de otros países occidentales. Pero también a China porque la suya está estrechamente vinculada a la de EEUU y Washington es un gran socio comercial para Pekín.

Según Makárenko, la economía de Rusia estará fuera del alcance de la nueva crisis gracias a las sanciones estadounidense. «Le permitieron alejarse hasta una distancia prudente de esta cuadrilla», concluye.

Lea el artículo completo de Sputnik aquí

Te podría interesar también