¿Qué proponen los candidatos para acabar con la inflación?

// Jean Carlos Manzano / @jeanmanzano

¿Qué proponen los candidatos para acabar con la inflación?



Las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo han tenido como centro el tema económico debido a la grave crisis que vive el país y que amenaza con agudizarse. La Asamblea Nacional, único poder que informa indicadores, señaló recientemente que la inflación anualizada al mes de abril fue de 13.799%.

Firmas privadas como Aristimuño Herrera & Asociados, estiman que de mantenerse el promedio del alza de los precios visto en los primeros cuatro meses del año, al cierre de 2018 la inflación podría ubicarse en más de 160.000%.  Es un tema que ha sido parte de los discursos de campaña de los principales candidatos, pero ¿cómo está expresado en los planes de gobierno que entregaron al Consejo Nacional Electoral cuando se inscribieron?

Las elecciones presidenciales han generado un debate dentro de la sociedad venezolana, con un gobierno buscando repetir y una oposición dividida entre participar o no participar, a lo que se suma un cuestionamiento de más de 20 países, incluyendo a Estados Unidos y la Unión Europea que piden su postergación.

Sin embargo, allí están los planes de gobierno y estas son las ideas que presentan para resolver el problema de la inflación.

Nicolás Maduro

El actual mandatario busca la reelección para gobernar seis años más. En su programa de gobierno denominado Plan de la Patria 2025, la palabra inflación no se menciona ni una vez y reitera el argumento sobre las causas de la crisis: «la guerra económica.»

En el apartado relacionado con los precios señala como objetivo «desarrollar un sistema de determinación y fijación de precios justos para los bienes y servicios, combatiendo las prácticas de ataque a la moneda, acaparamiento, especulación, usura y otros falsos mecanismos de fijación de precios, mediante el fortalecimiento de las leyes e instituciones responsables y la participación protagónica del Poder Popular.»

En ese sentido promete «crear e implementar un sistema de precios justos que disminuya la discrecionalidad y abuso de actores en el sistema económico y permita mantener la protección al poder adquisitivo de la población trabajadora».  Palabras más, palabras menos, este es el objetivo de la Ley de Precios Justos vigente, promulgada por el mismo presidente Maduro en 2013.

Además, insiste en la fiscalización como estrategia «para la contraloría social y máxima eficiencia del sistema de seguimiento de precios, incorporando variables tecnológicas, así como los mecanismos de denuncia y sanción ante cualquier práctica de corrupción».

Por otro lado, en el documento de más de 500 páginas se plantea «optimizar los controles y fiscalización de precios» a través de la factura electrónica, herramienta cuya implementación se anunció en 2016. También promete «desarrollar el marco normativo que democratice las distintas formas de propiedad, promueva el valor agregado nacional, la sustitución de importaciones y promueva una nueva lógica del sistema de precios, intercambio y relaciones de producción».

Henri Falcón

El plan de gobierno de Falcón menciona reiteradamente el problema de la inflación y señala al gobierno de Maduro y de Hugo Chávez como responsables de la crisis por «haber tomado el camino errado en la conducción económica del país». Plantea una «reconstrucción del país» a través de un programa llamado «La Gran Transformación».

«Uno de los primeros ejes (…) es la estabilización macroeconómica. Venezuela necesita una estrategia que permita reducir drásticamente la inflación sin que ello implique mayores sacrificios para los ciudadanos», señala el documento de unas 140 páginas que ahonda en detalles académicos y explicación de las causas que aseguran han llevado al país a la hiperinflación.

Agregan que «la dolarización es la única que permite al Estado garantizar de forma completamente creíble la eliminación de la impresión descontrolada de dinero, que dio origen a la hiperinflación, sin implementar medidas de
austeridad draconianas».

El plan de gobierno responde a varias de las objeciones que han surgido acerca de esta idea y apunta que «no tenemos ninguna certeza de que, al derrotar a Nicolás Maduro y asumir el poder, encontraremos en las bóvedas del Banco Central la cantidad de divisas que dicen que tenemos. Sin embargo, en caso de que encontremos estas bóvedas vacías, podemos recurrir a los organismos internacionales y utilizar los recursos que de otra forma se usarían para defender o manejar un tipo de cambio, entregándolos a la población a cambio de sus bolívares».

El programa ofrece también detalles de las estrategias que usarían en otras áreas de la economía para lograr su objetivo y expone la promesa de un salario mínimo de $75 para el primer año de gobierno, con los detalles de cuánto sería el sueldo en las distintas escalas de la administración pública y profesores universitarios.

A diferencia de las estimaciones que ha utilizado Francisco Rodríguez, principal artífice de la propuesta económica de Falcón, el programa de gobierno no detalla cuál sería la tasa de cambio que se utilizaría para la dolarización.

«Si bien es imposible decir a ciencia cierta cuál sería la tasa a la que se podría dolarizar al final del gobierno de Nicolás Maduro, pues esta depende de la evolución de la inflación y de la base monetaria, podemos decir con seguridad que podemos dolarizar con un tipo de cambio mucho más favorable a los venezolanos que el actual tipo de cambio paralelo», indica el texto.

Javier Bertucci

El candidato independiente Javier Bertucci presentó un plan de gobierno breve (cinco páginas), básicamente compuesto de enunciados, sin ofrecer detalles de cómo se aplicarán. Tampoco menciona la palabra inflación.

En sus líneas generales plantea «formular estrategias de estabilización económica». Luego, en el apartado del área económica, señala que «la economía es un asunto medular para devolverle la mayor suma de bienestar social a los venezolanos.»

En esa sección se exponen ocho ideas, sin desarrollar explicaciones de su implementación, sobre iniciativas económicas. Ninguna de ellas referidas a la inflación.

A nivel general, Bertucci se propone incentivar las inversiones, impulsar el agro, «una política cambiaria coherente», gasto público eficiente con presupuestos equilibrados, entre otros.

Te podría interesar también