La evolución de la agenda política e institucional venezolana, con dosis crecientes de incertidumbre a medida que se acerca la fecha del 30 de julio para la elección a la Asamblea Constituyente, afecta con fuerza el comportamiento de los bonos de deuda de la República y de Pdvsa.

La firma BCP Securities anticipó que sanciones internacionales como las ofrecidas por Estados Unidos hacia Venezuela serán aplicadas en caso de instalarse la Constituyente. Sin embargo, no cree que se trate de un embargo petrolero sino de medidas contra figuras específicas, aunque no descarta que un embargo pueda desarrollarse más adelante.

La entidad enfatizó que el bono Pdvsa 2017 con vencimiento en el mes de noviembre es el más golpeado de la curva, al ubicarse por debajo de 80 puntos, mientras que los títulos soberanos con vencimientos en 2031, 2022 y 2026 experimentan presión y caen más de ocho puntos.

BCP maneja información según la cual existen discusiones en el chavismo para una posible postergación de la Constituyente, e incluso el Papa podría solicitar a Maduro que tome esta decisión, lo cual constituiría un argumento para que el Ejecutivo pueda posponer la consulta sin pagar un costo político tan elevado.

En sus conclusiones, anticipa que si se lleva a cabo la Constituyente, el portafolio de deuda venezolana se hundirá más. En caso contrario, las cotizaciones de los bonos tenderían a mejorar ante una baja en el ruido político.

Comentarios