¿Son las acciones de Facebook una buena inversión en este momento?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

¿Son las acciones de Facebook una buena inversión en este momento?



Facebook, la red social más grande del mundo, registró entre los meses de octubre y diciembre del año pasado un beneficio neto de 7.349 millones de dólares. Un 7% más. La compañía liderada por Mark Zuckerberg alcanzó unos ingresos de 21.082 millones de dólares, lo que supone un incremento del 25% con respecto al mismo periodo de 2018. El beneficio por acción quedó en los 2,56 dólares.

En lo que llevamos de año, las acciones de Facebook están cambiando su curso tras registrar máximos históricos en 224,20 dólares el pasado 29 de enero.

La red social cerró el conjunto del 2019 con unos ingresos de 70.697 millones de dólares, un 27% más que el año anterior. Los beneficios alcanzaron los 18.485 millones de dólares, lo que supone una caída del 16% cuando se compara con los 22.112 millones de dólares logrados en 2018.

Sin embargo, en lugar de elevarse tras los resultados, las acciones de la compañía caían más de un 6% tras publicar estas cuentas.

La empresa ha registrado el crecimiento trimestral de ventas más lento de la historia de Facebook y las previsiones a futuro no fueron lo suficientemente alentadoras en un momento en que la compañía se enfrenta a múltiples investigaciones antimonopolio y regulaciones de privacidad más restrictivas a nivel mundial.

El director financiero de Facebook, David Wehner, ha dicho sobre los resultados que la mayor parte del impacto de estos vientos en contra aún está por llegar, ya que los resultados trimestrales aún no reflejan los efectos de las normas de privacidad como el Reglamento General de Protección de Datos de Europa y la Ley de Privacidad de los Consumidores de California.

«Creemos que nuestra tasa total de crecimiento de ingresos anual se ralentizará en el primer trimestre en un punto porcentual de un dígito medio-medio bajo en comparación con nuestra tasa de crecimiento del cuarto trimestre», dice Wehner.

«Los factores que impulsan esta ralentización incluyen la madurez de nuestro negocio, así como el creciente impacto de la regulación global de la privacidad y otros obstáculos relacionados con el público objetivo de los anuncios», indicó.

Recordemos que Facebook enfrentó una multa de 5.000 millones de dólares implantada por la Comisión Federal de Comercio relacionada con el escándalo de Cambridge Analytica. Además su proyecto Libra ha perdido el respaldo de numerosos socios desde su presentación en sociedad. De hecho, la lista inicial de 29 socios se ha reducido a 21 en menos de un año.

«Tuvimos un buen trimestre y un buen final de año a medida que nuestra comunidad y negocios continúan creciendo», explicó Zuckerberg en un comunicado. «Seguimos enfocados en crear servicios que ayuden a las personas a mantenerse conectadas con aquellos que les importan», añadió.

– ¿Comprar en los descensos? –

En 209,53 dólares al cierre del pasado 30 de enero, las acciones de Facebook bajaron más de un 6% desde los máximos registrados antes del informe de resultados. Las acciones han subido más del 60% desde sus mínimos de finales de 2018 pues la compañía ha seguido añadiendo usuarios a su familia de aplicaciones en un entorno hostil de investigaciones y más exigencias de reformas para frenar la manipulación política, los discursos de odio y la propaganda radical.

La fuerte reacción del mercado a los resultados de Facebook también representa un gran dilema al que se enfrentan los inversores en las acciones: ¿Es esta caída del valor de las acciones una oportunidad de compra, o significa que la compañía ha tocado techo al enfrentarse a la abrumadora tarea de hacer su plataforma más responsable?

A pesar de la reacción negativa, los otros detalles del informe de resultados mostraron que la compañía sigue añadiendo usuarios a sus plataformas. Facebook ha anunciado que los usuarios activos mensuales de sus productos en todo el mundo ascienden a 2.890 millones de dólares, tras alcanzar los 2.500 millones en la web principal el 31 de diciembre, superando las expectativas de los analistas que hablaban de 2.490 millones.

Ese gran atractivo hace de Facebook la red social más grande del mundo y un medio que los anunciantes no pueden permitirse ignorar.

«Hay que comprar en momentos de debilidad. El 4T mostró una fuerza de participación generalizada que llevó a una mayor potencia de monetización y ganancias», aconsejaba Morgan Stanley a sus clientes en una nota tras los resultados, manteniendo su objetivo de precio sin cambios en 270 dólares por acción. «El liderazgo y creciente compromiso de FB sienta las bases para una monetización continua y un crecimiento en el ámbito publicitario».

Con información de Megabolsa/El Economista.es

Te podría interesar también