PGA Group: hay que dolarizar salarios porque una familia necesita $500 para sobrevivir

// Banca y Negocios @bancaynegocios

PGA Group: hay que dolarizar salarios porque una familia necesita $500 para sobrevivir



El director general de la firma de consultoría en materia de capital humano PGA Group, Iván Acosta, dijo que la tendencia a dolarizar los salarios es indetenible en Venezuela y el gran reto de las empresas es compensar a sus colaboradores en un país donde se necesitan más de 500 dólares mensuales de ingreso familiar para sobrevivir.

Acosta recalcó que las empresas deben ser proactivas en materia de remuneración y planificar su estrategia de compensación de manera independiente a los periódicos incrementos del ingreso mínimo que hace la administración de Nicolás Maduro.

El ejecutivo recuerda que en 2017, las personas trataban de no utilizar sus dólares y rendían los bolívares, lo cual es materialmente imposible en la actualidad. Según Acosta, ya no funciona calcular las bonificaciones como incrementos porcentuales, sino que se deben establecer valores directamente en divisas, como fórmula más eficiente de preservar el valor de los ingresos.

En Venezuela, el mercado laboral, en sus elementos formales, ya no existe. Acosta apunta que figuras como las prestaciones y las utilidades anuales ya no reportan beneficios a los trabajadores y lo que privan son negociaciones entre partes en un entorno realmente precario para todos.

De acuerdo con las estimaciones que maneja PGA Group, en promedio, el sector privado está pagando un ingreso mínimo de 120.000 bolívares mensuales, que está tres veces por encima del salario mínimo nacional vigente, y el componente en divisas ya no es una bonificación, sino una necesidad.

– ¿Y cuánto hay que ganar? –

Sin duda parece complejo hacer el ejercicio de cuánto debe ser el ingreso familiar en hiperinflación, en principio porque no existen valores estables, ya que la dispersión de precios es muy grande en casi todas las categorías, de manera que una cesta alimentaria puede costar más o menos según el sitio donde se viva, el tipo de comercio donde se compre, la exposición al riesgo regulatorio del vendedor e incluso de la hora del día en la que se haga la compra.

De manera que la estimación de un ingreso mínimo en dólares también está afectada por este factor de volatilidad, y puede ser esta la razón de que para Datanálisis ese salario mínimo vital familiar sea, según su más reciente encuesta nacional, de 300 dólares, mientras que Asdrúbal Oliveros, socio director de Ecoanalítica, ubica este valor en 700 dólares.

De manera que el análisis de Iván Acosta se coloca en una especie de punto medio, con el reconocimiento de que un ingreso mensual de 500 dólares es muy retador para las empresas en un momento de permanente ajuste, porque los mercados se reducen.

«Lo que sí es cierto es que las empresas no pueden considerar bueno un salario de 50 dólares mensuales si es que quieren mantener a sus trabajadores en el país. Hay que hacer reajustes en función de la inflación que existe», apunta.

En los casos del personal estratégico para la empresa, Acosta aconseja tomar en cuenta los costos de reposición, no solo de nómina, sino de productividad y competencia, para definir los paquetes salariales, porque de lo contrario las empresas se arriesgan a ser cada vez más ineficientes e improductivas.

 

 

 

Te podría interesar también