Peppa Pig: ¿Una mina de oro?

// Bloomberg


ITV está intentando comprar Peppa Pig por chirolas. La dueña del personaje porcino infantil, Entertainment One, debería hacer que el gigante televisivo británico escarbe sus bolsillos en busca de dinero para elevar su propuesta de adquisición de 1,000 millones de libras esterlinas (1,300 millones de dólares).

Entertainment One debería culparse a sí misma por convertirse en un blanco. El año pasado, abarcó más de lo que podía. En septiembre, organizó una gran venta de acciones para financiar la adquisición de una participación controladora de la creadora de Peppa, Astley Baker Davies. Poco después, realizó una emisión de bonos extrañamente cara. Cuando su principal accionista se alejó, los accionistas perdieron la fe.

Lo anterior creó una oportunidad para ITV. Las acciones de Entertainment One se negociaban a 1.586 libras, 50% menos que en su pico histórico, alcanzado en 2015, lo que tasa al grupo en 678 millones de libras, antes que Bloomberg News revelase el interés por adquirirla en abril.

La lógica estratégica de una fusión de Entertainment One con los contenidos y la maquinaria de distribución de ITV es difícil de cuestionar. Poco sorprende que en principio la empresa a adquirirse no se resista a una compra. Pero Entertainment One dice con razón que la oferta de 2.36 libras por acción de ITV es demasiado baja.

Además, ITV enfrenta una dificultad táctica: en septiembre, el Consejo de Inversión de Planes de Jubilación de Canadá compró el 18% de Entertainment One a 2.69 libras por acción. Es poco probable que desee venderlas por menos que eso. También es probable que su presencia impida la realización de una oferta hostil.

Por suerte, ITV puede justificar realizar una oferta más grande y dispone del balance como para hacerlo. La propuesta actual vale 1,400 millones de libras contabilizando la deuda a asumir. La cifra equivale a sólo nueve veces las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de Entertainment One para este año, de 152 millones de libras. Además, como obtiene el 77% de sus ingresos fuera del Reino Unido, la empresa es una de las beneficiadas por el derrumbe de la libra tras el Brexit.

Una oferta de, digamos, 3 libras por acción elevaría el múltiple de salida a 10.6 veces. Seguiría pareciendo poco caro en comparación a colegas globales. Lions Gate, la empresa detrás de «Los juegos del hambre», cuenta con un múltiplo empresarial estimado de 16 veces, mientras que Eros International, la distribuidora india de películas, tiene uno de 11 veces.

ITV tiene que pagar más para obtener resultados.

Te podría interesar también