Pese al fin de mes en positivo este miércoles en las bolsas de valores de Shanghái, Nueva York, París y Fráncfort, el mes de octubre, conocido por dar dolores de cabezas a los inversores, no falló este año a su reputación.

Unas pocas horas antes del final de un mes particularmente volátil en todo el mundo, el amplio índice S&P 500 en Wall Street registraba un descenso mensual de 6,9%, su mayor baja en un mes desde 2011.

El índice MSCI World, que pondera a los mercados de acciones de 23 países desarrollados en todo el mundo, cayó más del 8% en el décimo mes del año, registrando su peor caída mensual en seis años.

En París, el índice CAC 40 cedió más de 7,28%, una baja que no ocurría desde agosto de 2015, mientras que Londres cayó 5,09% y la Bolsa de Fráncfort, 6,53%, su peor mes desde 2016.

En China, el índice compuesto de Hang Seng en Hong Kong se desplomó más del 10%, en su mes menos afortunado en casi tres años.

La caída de este otoño, según Patrick O’Hare, analista jefe de mercado de Briefing, también provocó que los mercados bursátiles globales subieran al cierre el martes, según la compañía estadounidense S&P Dow Jones Indices.

Como el temor que ya había afectado a los inversores en febrero, esta vez, la inquietud se produjo cuando la Reserva Federal estadounidense sugirió que sus aumentos de tasas podrían acelerarse. Ahora, se espera un nuevo ajuste, el cuarto en el año, en diciembre.

El impacto de esta medida sobre el crecimiento es motivo de preocupación, como también lo es el estancamiento comercial entre Washington y Pekín.

Numerosas empresas estadounidenses han citado los aranceles estadounidenses y chinos como un lastre en sus perspectivas de crecimiento durante la temporada de resultados trimestrales.

Esto a menudo ha afectado a los índices de los mercados de valores, como Caterpillar, que colapsó un 20% durante el mes.

Pero la caída de los índices mundiales debe ponerse en perspectiva: a fines de septiembre, el S&P 500 en Wall Street había reanudado su carrera hacia valores históricos.

Al mismo tiempo, el índice MSCI World alcanzó niveles sin precedentes en enero.

En términos más generales, la caída de octubre reedita un mes que ha causado pesadillas a los inversores, con bajas memorables del S&P 500: -17% en 2008, y -22% en 1987.

“Un mercado tan eficiente como el S&P no debería ser estacional, y sin embargo, debe decirse que este es el caso: el crecimiento promedio del S&P (500) en octubre es solo de 0,5%, o 7 puntos por debajo del crecimiento mensual promedio registrado por el S&P desde 1928”, dijo Shamik Dhar, economista jefe del Grupo de Gestión de Inversiones BNY Mellon.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización