Movistar mantiene conversaciones con el gobierno para ajustar tarifas y afirma que devolverá dinero pagado por aumento

// Bloomberg


Telefónica (Movistar) mantiene conversaciones con el gobierno para ajustar las tarifas del servicio telefónico. Esto luego de que el presidente Nicolás Maduro frustrara un intento de aumentar los precios y dijera que el Estado no descartaba tomar el control de algunas compañías telefónicas de ser necesario.

La compañía mantiene «conversaciones con las autoridades pertinentes para definir los nuevos precios de nuestros servicios», según un comunicado emitido por la compañía. La empresa madrileña también planea reembolsar a los clientes por los incrementos de julio que luego fueron rechazados por el gobierno.

En momentos en que Venezuela padece la inflación más alta del mundo, Telefónica y compañías rivales habían subido los precios para mantenerse a flote y poder pagar las comisiones de interconexión para el tráfico de llamadas y datos internacionales. «Aquí nadie va a poner tarifas así», dijo Maduro el 1 de agosto y, a su vez, advirtió que no descartaba tomar el control de las compañías telefónicas si éstas no podían funcionar en el marco de la peor recesión que vive el país en décadas.

Las compañías de telecomunicaciones habían multiplicado sus precios por 10 hasta que el gobierno las detuvo. El paquete prepago más barato de Telefónica, llamado «Full 1.2», cuesta en la actualidad 1,045 bolívares por mes, según su sitio web.

En febrero de 2015, Telefónica depreció 3,100 millones de dólares el valor de sus activos venezolanos para adaptarse a una paridad cambiaria más baja. En ese momento, la compañía usaba una paridad cambiaria de 50 bolívares por euro. En el informe de resultados del segundo trimestre de este año, utilizó una paridad cambiaria promedio de 697.3 bolívares por euro y dijo que, a los efectos contables, considera que el país es hiperinflacionario.

Venezuela representó menos de 1% de los ingresos de Telefónica el trimestre pasado.

Te podría interesar también