Mitos y verdades sobre los créditos hipotecarios

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Mitos y verdades sobre los créditos hipotecarios



Comprar una casa es un sueño para cualquier pareja que desee formar una familia o también para los solteros que desean tener su propio espacio. Sin embargo, la falta de dinero y la desinformación, sumado a los mitos sobre las operaciones de los créditos hipotecarios impiden que se cumpla esa meta.

Los potenciales compradores no solo deben informarse sobre las opciones de crédito, tasas de interés, comisiones y plazos de pago, sino también sobre todas las dudas o mitos que de alguna manera rondan por la mente.

Mito: Es mejor comprar que alquilar

El proceso y los trámites para alquilar una vivienda es mucho más sencillo y rápido que comprar una casa. Por lo general, el proceso solo consta en firmar un contrato.

Mientras que comprar una casa implica más papeleos, pero al final brinda una estabilidad perdurable en el tiempo, ya que es inmueble propio. Pero si no cuentan con un ahorro suficiente para para cubrir los gastos relacionados al crédito, no es buena idea. Lo mejor sería esperar un poco más hasta juntar el monto requerido, y continuar en una casa o apartamento alquilado.

Mito: Los préstamos cubren el valor total de la vivienda

Ninguna institución financia el 100% del valor del inmueble. En este sentido el portavoz de monederosmart.com, Julio García, explicó que “al solicitar el crédito al banco, este considerará el precio del inmueble que se disponen a comprar, y a partir de este, financiará un porcentaje que puede ir del 95% al 65% –dependiendo el banco”.

Indicó además que los bancos evalúan los ingresos, edad, años de trabajo y valor de la casa o apartamento deseado, donde consideran si se trata de una vivienda nueva o usada, para finalmente determinar el monto del préstamo. Mientras mayor dinero aporta el comprador en la cuota inicial, el financiamiento y las mensualidades son menores.

Mito: Crédito hipotecario para toda la vida

La institución financiera tiene como objetivo recuperar el préstamo durante el tiempo establecido que puede variar entre: 10, 15, 20 años, en el que se debe evitar cualquier tipo de morosidad. Indudablemente los bancos no están interesados en asumir pago de activos inmobiliarios, es por ello, que ofrecen facilidades a sus clientes para que puedan asumir los pagos de acuerdo con sus ingresos, que previamente fueron acordados y desglosados en un contrato.

Mito: Si pierdes el trabajo, también pierdes el inmueble

No necesariamente. Los créditos hipotecarios están acompañados de una serie de seguros, donde figura el desempleo. Al momento de adquirir la hipoteca será necesario que pregunten sobre este tema, para que tengan el asesoramiento correcto que permita afrontar las eventualidades que puedan surgir, mientras se cumple el plazo del financiamiento.

De ser posible una asesoría con un abogado en la materia sería oportuno, debido a que se comprometerá por mucho tiempo los ingresos individuales, y la mejor manera es conocer a detalle el contrato, así como las condiciones, funcionamiento y características del préstamo.

Te podría interesar también