Invertir en acciones no es otra cosa que comprar participaciones en una empresa, así de sencillo. Haciendo esto esperamos que los beneficios futuros de la empresa nos sean devueltos en forma de aumento del precio de cada acción o en forma de dividendos, que son pagos que las empresas hacen a sus accionistas de parte de sus beneficios.

Por lo tanto, analizar una empresa y sus acciones para otorgarles un valor que nos sirva de referencia para saber si debemos comprarlas o no, en función de a como estén cotizando en el mercado o valgan en ese momento, no es fácil. Es así por lo que todo inversor debe conocer y entender los ratios o índices que le darán información fundamental y necesaria para tomar la decisión de invertir o no en acciones de una empresa determinada.

Estos ratios son:

PER: Price to earnings ratio o ratio beneficios-precio, a nivel de la empresa sería Capitalización bursátil / Beneficio neto, o lo que es lo mismo a nivel de cada acción: Precio por acción / Beneficio por acción.

Es el ratio más sencillo de entender. Se suele encontrar un PER alto (por ejemplo mayor de 18) en empresas que crecen mucho y un PER bajo (menor de 12) en empresas con poco o ningún crecimiento.

Precio/Valor contable: para toda la empresa: Capitalización bursátil / Fondos Propios, y para cada acción: Precio por acción / Valor teórico por acción.

El valor contable es el patrimonio neto de la empresa, el activo de la sociedad menos el pasivo exigible.

P/FCF: Price to free cash flow o ratio precio-flujo de caja libre. Capitación bursátil / Flujos de caja libre = Precio por acción / Flujo de caja libre por acción

El flujo de caja es una medida más “real” del dinero que está ganando o está entrando en la empresa, mucho menos modificable o alterable que beneficio neto del PER, en el que el beneficio es más bien “contable”.

Valor de empresa / EBITDA (En inglés: Enterprise Value (EV) / Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization) Equivale a la capitalización bursátil de la empresa + su deuda financiera neta / beneficios brutos antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

Es el ratio más usado en las operaciones de capital riesgo y tiene la ventaja de incluir la deuda de la empresa en su valoración.

Saber qué empresa es buena y cual no es uno de las claves de invertir en bolsa y los cuatro ratios señalados te ayudaran a esa valoración.

Comentarios