Liquidez monetaria aumenta su ritmo por segunda semana seguida

Banca y Negocios @bancaynegocios

Liquidez monetaria aumenta su ritmo por segunda semana seguida

Al 21 de junio la liquidez monetaria se ubicó en 7 billones 618 mil 852 millones 868 mil 397 bolívares, un aumento de 4,74%, cifra ligeramente por encima del crecimiento de la semana previa, pero que ya acumula dos semanas en alza.

Desde la semana del 24 de mayo, cuando alcanzó un incremento de 7,12% -el más alto en nueve semanas- el crecimiento de la liquidez se había desacelerado a un ritmo de 3,92% y 3,24%. Sin embargo, la semana del 14 de junio subió 4,68% y la siguiente 4,74%.

Hasta el 21 de junio, la cantidad de dinero en efectivo, depósitos a la vista y de ahorro transferibles registra un crecimiento nominal de 776,62%, pero mucho menos que el 1.192,20% registrado en igual período de 2018. Anualizada la cifra entre el 21 de junio 2019 y el 22 de junio 2018 es de 46.198,26%, según se desprende de la data del Banco Central de Venezuela, revisada por Banca y Negocios.

Al cierre de la penúltima semana de junio, la proporción de monedas y billetes en relación al total de liquidez es de 6,68%, un porcentaje que va subiendo lentamente a medida que disminuye el crecimiento de liquidez total.

El gasto público, financiado principalmente por dinero inorgánico, ha caído por la debacle de la producción petrolera y por una recaudación tributaria disminuida, producto de una menor actividad privada y del efecto de la hiperinflación.

«En términos reales, en mayo, la liquidez cayó 92% respecto al mismo mes del año anterior (…) El descenso que ha registrado la liquidez real en términos interanuales puede ser explicada en parte debido al incremento en mayor proporción que ha tenido la inflación frente al crecimiento de la liquidez. Así como también, por la medida impuesta por el BCV sobre el encaje, el cual ha limitado la entrega de créditos y ha desacelerado el crecimiento de la liquidez», señala un reciente reporte de Econométrica.

Advierte la firma consultora que la caída de la liquidez real podría ser menor si se tomara en cuenta la economía que se transa en dólares. «Sin embargo, al no poder medir la magnitud de la misma no es posible estimar su peso».

Distintos economistas coinciden en que la política de aplicar un fuerte encaje legal (ordinario y marginal) con la que el gobierno ha logrado desacelerar la tasa de variación de precios y paralizado el crédito bancario, no es sostenible en el tiempo.

Te podría interesar también