La cantidad de monedas y billetes y dinero en depósitos a la vista y de ahorro transferibles se ubicó en 102 mil 286 millones 211 mil 947 bolívares soberanos, la semana que concluyó el 14 de septiembre, lo que representa un alza de 28,08% en comparación con el monto de la semana previa, de acuerdo con la data del Banco Central de Venezuela.

Se trata de la variación más alta de inyección de dinero a la economía en una semana, superando el máximo de 26,04% del 31 de agosto, cuando se pagó el bono de BsS 600 por reconversión monetaria a 10 millones de personas.

Solo en el octavo mes del año, el aumento de la liquidez fue de 117,85% al pasar de 30 mil 660 millones 614 mil 459 bolívares soberanos a 66 mil 795 millones 790 mil 748.

Durante la segunda semana de septiembre los pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y de la Misión En Amor Mayor cobraron parte del pago de la segunda fracción de BsS 450 que no pudieron retirar completo por taquilla el 7 de septiembre, cuando solo se les entregó Bs 90. Pero además, esa misma semana, el día 14, se les depositó los BsS 900 restante para completar el pago del mes por BsS 1.800.

En esa primera quincena, se pagó nómina con el nuevo salario mínimo de BsS 1.800. El gobierno asumió además el diferencial con el sueldo anterior Bs 3.000.000, equivalente a BsS 30, de buena parte de personal de la empresa privada que no podía costear el aumento.

Del total de liquidez en poder del público, apenas 2,10% (2 mil 154 millones 18 mil 273 bolívares soberanos) lo abarcan las monedas y billetes, lo que evidencia que aún se mantiene la escasez de papel moneda, a pesar de la incorporación de un nuevo cono monetario que restó cinco ceros al bolívar.

Esta proporción refleja el tamaño de la crisis de efectivo en la economía, que ocurre a la par de una voraz hiperinflación que diluye el poder adquisitivo de la población.

Para el 15 de septiembre de 2017, el saldo de monedas y billetes representaba 6,9% de la liquidez monetaria.

Algunos economistas cifran la relación monedas y billetes/liquidez monetaria entre 10% y 12%, lo que luce lejos de alcanzar tomando en cuenta la poca capacidad financiera del gobierno para imprimir papel moneda fuera del país y operativa para frenar la hiperinflación que hace que cada día se requiere de mayores cantidades de dinero para la adquisición de productos y servicios.

La mayoría del dinero es generado de forma electrónica, a contracorriente de la supuesta intención del Ejecutivo de ir a cero déficit fiscal, como lo anunció el presidente Nicolás Maduro el 17 de agosto.

 

 

 

 

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización