Leopoldo López no solicitará asilo en la embajada de España

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Leopoldo López no solicitará asilo en la embajada de España



El dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, liberado el martes por funcionarios de la policía política Sebin, de su arresto domiciliario, dijo este jueves que no solicitará asilo en la embajada de España y que se mantendrá como refugiado en la casa del embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández.

«Quiero agradecer al gobierno de Pedro Sánchez y al pueblo español. En estos momentos estoy en condición de huésped y en esa condición me voy a mantener. En mi casa buscarían llevarme nuevamente a Ramo Verde», dijo desde la entrada de la casa del embajador Silva.

«No le tengo miedo a la cárcel, como no le tengo miedo a Maduro, como no le tengo a la dictadura”, agregó.

El gobierno de Nicolás Maduro, a través del Tribunal Quinto de Ejecución de Primera Instancia de la Circunscripción Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, revocó este 2 de mayo la medida de detención domiciliaria «por violarla flagrantemente, además de violar la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas».

Por su parte, el gobierno español anunció este jueves que «en ningún caso contempla la entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ni su desalojo de la Residencia del Embajador», afirmó el ejecutivo en un comunicado del ministerio de Exteriores.

Tras su liberación el 30 de abril por fuerzas de seguridad que se plegaron al presidente interino Juan Guaidó, López hizo pronunciamientos públicos llamando a apoyar las acciones tendentes a cesar la usurpación de Maduro en el poder.

Luego del fallido golpe militar, López estuvo por unas horas en la embajada de Chile en Caracas para luego trasladare con su esposa, Lilian Titori y su hija de 15 meses a la embajada de España, donde inicialmente se pensó pediría asilo. Su papá Leopoldo López Gil, reside en España, cuyo gobierno le concedió la nacionalidad en 2015.

López aseguró que lo iniciado el 30 de abril con el alzamiento militar es un «proceso irreversible». «Por más de 3 semanas me reuní en mi casa, en mi condición de arresto domiciliario, con generales, comandantes y nos comprometimos al cese de la usurpación», afirmó.

«El quiebre ha comenzado y créanme algo, la fisura que se abrió el 30 de abril es una fisura que se va a convertir en una grieta y esa grieta va a terminar de romper el dique», agregó.

 

Te podría interesar también