Las dudas que dejan los anuncios sobre la gasolina

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Las dudas que dejan los anuncios sobre la gasolina



Venezuela quiere dejar de tener la gasolina más barata del mundo. El gobierno de Nicolás Maduro anunció que el precio debe fijarse al valor internacional con el fin de acabar con el contrabando y cerrar un enorme hueco de pérdidas para la nación. Sin embargo, las primeras informaciones todavía dejan dudas sobre la implementación del ajuste.

* ¿A cuánto subirá el precio de la gasolina?

«La gasolina y los hidrocarburos internos tienen que colocarse al precio internacional para que se acabe el contrabando», sentenció Maduro en una transmisión desde Miraflores el lunes 13 en la noche. Sin embargo, no dio detalles y se comprometió a explicarlo en los próximos días.

El precio promedio internacional de la gasolina es de $1,16, según la página Global Petrol Prices. Sin embargo, en los países vecinos (a donde se va de contrabando) es muy diferente. El promedio del valor de un litro de gasolina en Colombia, Brasil, Trinidad y Tobago y Aruba es de $0,93. Si se toma como referencia los países Opep el promedio de la gasolina es $0,63 (excluyendo a Venezuela).

Independientemente del «precio internacional» al que se refiriere el gobierno, la clave estará en saber a qué tasa de cambio se definirá ese valor. Veamos el siguiente ejercicio donde se calcula el precio de la gasolina (por tanque de 50 litros) a tres tasas de cambio (Dicom, remesas y paralelo), según el precio promedio internacional de $1,16.

 

* ¿Cómo funcionará el subsidio?

Maduro fue enfático en decir que habrá un subsidio directo al precio de la gasolina. Aunque no ofreció detalles de su aplicación práctica, señaló que se ejecutará a través del carnet de la patria. De acuerdo con el patrón de los llamados «bonos protectores», es posible que el gobierno esté pensando en otorgar dinero de forma directa a las personas que se registraron en el Censo Nacional de Transporte, para una cantidad específica de litros de gasolina al mes.

Es claro que el subsidio será un porcentaje del precio que se fije y lo más probable es que el gobierno deposite, a través del sistema del carnet de la patria, un monto fijo cada mes equivalente a cierta cantidad de litros de gasolina.

Por ejemplo, si el precio del litro de gasolina sube a precio internacional de $1,16 y se usa la tasa de cambio para remesas (Bs/$ 4.010.000), llenar un tanque de 50 litros costará Bs 309.241.149. Si el gobierno subsidia 50% de ese costo, le transferirá a la persona que se haya registrado Bs 154.620.574,3. Al mes serían unos Bs 618.482.297 que gastaría el conductor para llenar el tanque cuatro veces.

«Estamos buscando garantizar es que la persona tenga acceso al combustible que requiere para poder circular», dijo el ministro Abreu en una entrevista en Globovisión el lunes, al descartar que vaya a existir precios duales para la gasolina.

* ¿Se aplicará de una vez o por plazos?

El gobierno no ha ofrecido detalles sobre la aplicación del aumento. Si el objetivo principal es acabar con el contrabando, subir el precio en el corto plazo, a nivel internacional, es clave para desestimular la extracción ilegal. Si se aplica por plazos y se extiende mucho, solo reducirá la brecha que obtienen los contrabandistas por ese lapso, perdiendo efectividad. Sin embargo, con un precio actual tan bajo, un aumento (aunque sea a la tasa Dicom) tendrá un impacto en la inflación.

* ¿Servirá de algo?

La gravedad de la crisis venezolana requiere la aplicación de medidas que funcionen de manera conjunta. Esta por sí sola no resolverá la coyuntura actual. No obstante, si el gobierno adopta un precio que frene las pérdidas de Petróleos de Venezuela y el financiamiento que le otorga el gobierno para compensarlo, es probable que sus cuentas mejoren. Por otro lado, un uso menor de los combustibles dejaría a Pdvsa un excedente para exportar que aportaría más divisas a su maltrecha caja. La clave, como siempre, está en cómo se administren los recursos que se obtengan y que el subsidio no se convierta en un nuevo estímulo para la corrupción.

Te podría interesar también