Implicaciones del saldo mínimo en las reservas internacionales

Banca y Negocios @bancaynegocios

El total de los fondos resguardados por el Banco Central de Venezuela se mantiene por debajo de los 12 millardos de dólares, marcando niveles entre los más bajos registrados a lo largo de las últimas dos décadas. 

El pasado 16 de septiembre, las reservas se ubicaron en 11.910 millones de dólares, 45 millones de dólares por debajo del nivel con que se inició este mes. 

De acuerdo con estimaciones privadas, el descenso general de las reservas coinciden con niveles mínimos de liquidez, que ubicarían los fondos disponibles de manera inmediata alrededor de los 155 millones de dólares. 

La persistencia de una baja en las reservas internacionales- producto del descenso en los ingresos petroleros- incide sobre la capacidad del Estado venezolano para cubrir sus compromisos, mantener equilibrada la balanza de pagos y responder a las liquidaciones necesarias en moneda extranjera a través del control cambiario. 

Sobre este último aspecto, cabe destacar que haber postergado la unificación cambiaria genera una presión adicional, debido a que la mayor parte de las ventas de divisas del BCV se registran todavía a la tasa sobrevaluada de 10 bolívares por dólar.

Es importante destacar de igual forma que algunas fuentes alternas de liquidez como los convenios con China o la negociación de los contratos del Arco Minero no se han hecho efectivas en medio de dudas sobre el estado general de la economía y la turbulencia política que atraviesa el país. 

Al mismo tiempo, la República y Pdvsa enfrentan un importante cronograma de pagos de deuda en el último trimestre de este año y en 2017 que provoca presión adicional sobre el mermado flujo de caja, y que ha llevado a mirar con desconfianza la propuesta de canje de la estatal petrolera, a juzgar por reacciones como la baja en la calificación de riesgo emitida por Standard & Poors este lunes. 

Te podría interesar también