Hiperinflación frena acuerdo de precios del Plan 50

// Ligia Perdomo / @LigiaPerdomo

Hiperinflación frena acuerdo de precios del Plan 50



Los nuevos precios para 15 rubros incluidos en el llamado Plan 50 se darían a conocer el 7 de julio, según anuncio del presidente Nicolás Maduro, pero varios días después el gobierno aún trata de buscar «acuerdos» que no logra en ninguna de las mesas de trabajo instaladas con el sector privado.

La respuesta ha sido la misma en todos los encuentros sostenidos hasta ahora y que continuarán la semana próxima. Los empresarios sostienen que no pueden fijar un precio cuando los costos de la materia prima, los empaques y el transporte cambian cada semana.

Sin embargo, los representantes del gobierno insisten en regular precios de bienes de la cesta básica, responsabilizando al empresariado de la hiperinflación, que no es más que el resultado del financiamiento monetario del déficit fiscal y de los controles de precios y de cambio.

Fuentes del sector industrial consultadas por Banca y Negocios, aseguran que en las conversaciones en las que se ha mostrado la mejor disposición a oír los argumentos de las autoridades, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ha introducido la nota discordante con descalificaciones y amenazas de cárcel.

La comisión a cargo de convocar y participar en los encuentros no ha asomado niveles de precios para los productos que buscan regular, por lo que no hay dudas entre los empresarios que el gobierno terminará imponiendo los que mejor les parezca, como ha ocurrido en otras ocasiones.

«No podemos concertar precios cuando materia prima, empaques y transporte no dependen de nosotros y sus precios varían cada semana», dice un representante del sector privado.

En el caso del rubro lácteo, solo la leche líquida será objeto de regulación, conoció Banca y Negocios. De acuerdo con datos del sector agrícola hay más de 102.000 productores de leche en el país, por lo que habría que concertar precios con cada uno de ellos que suministran la materia prima.

Una fuente indicó que Petroquímica de Venezuela (Pequiven) y Coramer hacen esfuerzos para poder suplir las resinas para los empaques, pero resulta insuficiente por la baja capacidad a la que está trabajando, situación que lleva a importar ese insumo.

Además, los transportistas de carga presentan los mismos problemas que el resto del parque automotor en el país (hay menos unidades por falta de repuestos y encarecimiento de insumos), así que los precios de fletes sufren alzas cada semana.

El avance desmedido de los precios impide que pueda llegarse a un acuerdo de precios y el gobierno no toma en cuenta ese factor. La Asamblea Nacional dio a conocer esta semana que la inflación del primer semestre fue de 4.684,3%.

«Si nos obligan a aceptar precios que se mantendrán en el tiempo, tendremos que cerrar», dijo un empresario.

Te podría interesar también