Guaidó pide más acciones a una UE que le reitera su «firme apoyo»

// AFP

Guaidó pide más acciones a una UE que le reitera su «firme apoyo»



El líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, pidió este miércoles más acciones contra el gobierno de Nicolás Maduro a la Unión Europea (UE), que se limitó a reiterarle su «firme apoyo», pero sin anunciar nuevas medidas.

«Las sanciones hoy son las herramientas que tiene el mundo libre para presionar a este tipo regímenes», aseguró Guaidó en rueda de prensa en la Eurocámara en Bruselas, tras ser recibido por la vicepresidenta de la institución, Dita Charanzova.

Guaidó urgió así a la UE a «afinar» sus sanciones contra «violadores de derechos humanos» y a actuar contra el «oro de sangre» venezolano, ya que a su juicio «tomar acción por Venezuela hoy es tomar acción por la libertad, por la democracia».

Bruselas es su segunda etapa europea en su gira que ya le llevó a Colombia y al Reino Unido, y continuará el jueves en Suiza, en el foro económico de Davos, donde a partir de las 8H30 GMT dará un discurso en la misma sala que Donald Trump el martes.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela logró lanzar esta nueva ofensiva diplomática, tras esquivar una prohibición para salir de su país, un «riesgo» que volverá a correr a su regreso a Caracas, tras visitar también previsiblemente España.

«Mi vuelta a Caracas va a ser seguramente un riesgo (…) Es parte del riesgo que asumimos todos los venezolanos por hacer vida pública», agregó Guaidó ante la prensa, acompañado por eurodiputados de los principales grupos parlamentarios.

En su gira, de Bogotá se llevó la promesa del jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, de un mayor apoyo en su lucha para sacar del poder Maduro. Y en Londres, el gobierno de Boris Johnson apoyó que «se rindan cuentas» por la crisis en la región.

La etapa de Bruselas aparece por el momento como la menos productiva para su lucha. Aunque el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, le reiteró el «firme apoyo de la UE» como líder del legislativo, su mensaje sigue sin cambios.

El ex canciller español le reiteró el compromiso de la UE en trabajar por una solución «pacífica» basada en «elecciones presidenciales y legislativas creíbles y transparentes», según un comunicado de la diplomacia comunitaria.

A diferencia de Borrell, que lo recibió como jefe del parlamento, los eurodiputados, adalides en la defensa de la oposición venezolana a la que otorgó en 2017 el premio Sájarov, lo acogieron como presidente interino de Venezuela.

Los eurodiputados españoles del PP (derecha) y Ciudadanos (liberales) urgieron además al jefe del gobierno español Pedro Sánchez a reunirse con Guaidó, y no dejar en manos de la canciller Arancha González Laya su acogida cuando viaje a España.

– «No estamos solos» –
La crisis política en Venezuela se estancó desde que, en enero de 2019, Guaidó, como líder del parlamento venezolano, se proclamara presidente encargado de Venezuela con el reconocimiento de medio centenar de país, entre ellos 25 de la UE.

En este contexto, la acción de la UE se ha paralizado en los últimos meses, sin nuevas reuniones del Grupo Internacional de Contacto (GIC) que impulsó junto a países latinoamericanos y sin adoptar nuevas sanciones, pese a la presión de Washington.

Esta crisis estuvo «arrinconada en los últimos meses» en la agenda de la UE, más centrada en su política exterior en los conflictos y tensiones en Oriente Medio y norte de África, reconoció Borrell el lunes tras reunirse con los cancilleres europeos.

«La capacidad de acción de la comunidad internacional en crisis como esta es muy limitada y depende de la voluntad de las dos partes», explicó a la AFP el analista del Real Instituto Elcano, Carlos Malamud, subrayando la «resistencia» de Maduro a negociar.

Para Malamud, «si Guaidó quiere desbloquear el ‘impasse’, necesita contar con otros aliados más allá de los apoyos tradicionales de Estados Unidos y el Grupo de Lima». «Europa emerge evidentemente como pieza clave», agregó.

Y, en este sentido, el analista ve el viaje a Davos como una forma de presentarse como un «líder legítimo y abierto» al mundo y dejar patente las diferencias entre sus aliados y «China, Rusia, Nicaragua, Irán, Bielorrusia», aliados de Maduro.

«No estamos solos, nos sentimos acompañados por el mundo», proclamó Guaidó al final de su intervención en la Eurocámara, a la espera de ver si el bloque europeo responde a sus demandas.

Te podría interesar también