Gobierno podría usar hoteles para aislar a pacientes no graves de #COVID19

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Gobierno podría usar hoteles para aislar a pacientes no graves de #COVID19



El gobierno de Nicolás Maduro se propone usar la infraestructura hotelera pública para aislar a pacientes con coronavirus COVID-19 que no presenten cuadros de gravedad, con el objetivo de no «sobrecargar» la red de hospitales del país, informa una nota de Reuters.

El gobierno, a través de Venetur, gestiona una red de 15 hoteles, que incluye a dos en el Distrito Capital -el Alba Caracas y Residencias Venetur Anauco-; dos en Anzoátegui, Bolívar y  Sucre; y uno en Zulia, Carabobo, Mérida, Monagas, Nueva Esparta, Falcón, Barinas y Amazonas. La información no aclara si se utilizarán espacios hoteleros privados.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, señala que «tenemos garantizados los espacios a través de hoteles, con los que ya nos comunicamos (…) para en caso que un paciente, una persona, requiera aislamiento pero no tiene suficientes síntomas para ir a una hospitalización (…) pueda estar en camas de hotel, por supuesto, debidamente resguardado con el personal médico, el personal de enfermería”.

Ya existen precedentes en el uso de hoteles para atender emergencias, como ocurrió durante la tragedia del estado Vargas en 1999 y en otros sucesos que han implicado la necesidad de albergar damnificados, pero esta es una situación inédita, porque se trata del confinamiento de personas que, aunque no revistan un cuadro patológico grave, padecen una enfermedad muy contagiosa.

Según la información de Reuters, el gobierno ya conversó con el gremio hotelero para el diseño de la operación en caso de ser necesaria.

El discurso oficial sostiene que la red hospitalaria es suficiente para atender el volumen de casos críticos que se espera, ya que la autoridades sanitarias del gobierno chavista creen que con la estrategia de aislamiento social cada vez más severa, se limitará la cadena de contagio y, en consecuencia, no habría un colapso de los servicios de salud.

En días reciente The Washington Post publicó un reportaje que retrata la situación precaria de los servicios de salud en el país y los presuntos temores de los gobiernos vecinos ante la posibilidad de que la constante emigración de venezolanos constituya una fuente de contagio del virus. Esta nota provocó una airada respuesta del propio presidente Nicolás Maduro, quien la calificó de «basura», al desmentirla, por supuesto, en todos sus términos.

La Federación Médica de Venezuela (FVM) y la Comisión Médica designada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, han advertido sobre el colapso que ya registraban los servicios clínicos venezolanos antes de la situación de emergencia planteada por el coronavirus.

En otros países, la solución es utilizar espacios abiertos para montar hospitales de campaña, pero los recursos del gobierno son limitados, a tal punto que ha tocado la puerta del Fondo Monetario Internacional (FMI) en procura de auxilio financiero.

Te podría interesar también