Conclusiones llevadas a cabo por científicos de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles, EEUU han afirmado que el consumo de esta bebida podría aumentar la longevidad de las personas.

Los estudios publicados en la revista Annals of Internal Medicine, identifican un vínculo entre la ingesta diaria de café y la reducción del riesgo de muerte por numerosas causas, entre ellas el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y la enfermedad renal.

Los investigadores examinaron los datos de 185.855 adultos, de entre 45 y 75 años, que formaban parte del Estudio de Cohorte Multiétnico.

Los participantes realizaron cuestionarios acerca de su dieta, incluyendo la frecuencia con la que bebían café, fuese o no descafeinado y proporcionaron información sobre su historial médico y de su familia y sobre su estilo de vida. El seguimiento del estudio se llevó a cabo durante un promedio de 16 años.

De los sujetos, el 16% rara vez tomaba café, el 31% tomaba una taza al día, el 25% consumía 2 o 3 tazas diarias y el 7% tomaba al menos 4 tazas de café al día. El porcentaje restante (21%) correspondía a consumo de café irregular.

En comparación con los individuos que nunca o rara vez bebían café, los participantes que consumieron una taza al día tuvieron un 12% menos de riesgo de muerte por cáncer, enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, diabetes, enfermedades respiratorias y enfermedad renal. Para los que bebían 2-3 tazas de café al día, el riesgo se reducía en un 18%.

Comentarios