Exoneración de ISLR a Pdvsa golpea más el déficit fiscal

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Exoneración de ISLR a Pdvsa golpea más el déficit fiscal



El gobierno de Nicolás Maduro exoneró del pago de Impuesto sobre la Renta (ISLR) a Petróleos de Venezuela, sus empresas filiales y empresas mixtas domiciliadas o no en Venezuela, con la intención de aumentar las capacidades productivas del sector petrolero. Pero la medida podría tener un efecto adverso en materia fiscal.

Para algunos analistas económicos la decisión no tiene sentido tomando en cuenta que el aporte fiscal de Pdvsa se ha reducido de manera importante en los últimos años. Bien sea por el tema cambiario al regirse por la tasa oficial más baja o por la pronunciada caída en los niveles de producción, que en junio se ubicaron en 1,34 millones de barriles diarios, según fuentes secundarias de la OPEP.

José Guerra, economista y diputado a la Asamblea Nacional, señala que entre 2003 y 2005 el aporte fiscal de Pdvsa era de 15-16% y ahora es de 3-5% y de esta cifra apenas 0,5% corresponde al Impuesto sobre la Renta; el resto está representado en regalías, que se contabilizan como un costo de producción y por tanto va a la renta gravable, indica.

El parlamentario teme que, ante el desespero, el gobierno exonere a otras compañías, lo que tendría un impacto en el ya disminuido ingreso fiscal por la depresión económica que vive el país.

Es previsible que el déficit fiscal, calculado por fuentes privadas en 20% del PIB, aumente al dejarse de percibir los ingresos de la actividad petrolera y en consecuencia se atizarán los niveles de inflación.

«Es una medida contraproducente que anuncia desde ya un recrudecimiento de la hiperinflación, causada precisamente por el financiamiento del déficit fiscal a través de las desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo por parte del Banco Central de Venezuela», dice el economista Víctor Álvarez.

«El margen de maniobra del gobierno para compensar este sacrificio fiscal es muy precario», sostiene el también investigador, quien advierte que el Ejecutivo carece de una visión integral y no está analizando el problema del déficit fiscal en su conjunto.

Los aranceles serían un recurso útil para compensar ingresos. Pero en vez de aumentar la recaudación fiscal vía incremento del arancel de aduanas, por el contrario acaba de anunciar la exoneración de aranceles e impuestos a la importación de materias primas, insumos y bienes de capital.

Álvarez apunta que en lugar de exonerar del pago de impuestos a Pdvsa, lo que se ha debido hacer es internacionalizar el precio de la gasolina y permitir que la compañía venda su menguado ingreso en divisas a la tasa de cambio libre y flotante que surja de la liberalización del mercado cambiario, sostiene Álvarez.

Con este escenario de fondo, Álvarez señala que para aliviar la brecha fiscal al gobierno solo le queda la implantación de un Impuesto al Débito Bancario (IDB), el aumento de los impuestos a licores y cigarrillos, el aumento de la gasolina y el ajuste de las tarifas de luz, agua, gas y peajes, en un contexto hiperinflacionario y de acelerado empobrecimiento de la sociedad venezolana.

Te podría interesar también