Estas son las pocas «ofertas» que quedan en Wall Street

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Pese a que los principales selectivos de renta variable estadounidenses están cotizando a niveles históricamente caros, en Wall Street también se pueden encontrar ‘gangas’ que cotizan a multiplicadores muy atractivos. En el sector financiero, en el tecnológico y en el farmaceútico es donde se puede encontrar una representación más nutrida de empresas en este sentido.

Una de las frases más repetida en los últimos meses es que Wall Street está cotizando a niveles históricamente caros. De hecho, no son pocos los expertos que afirman que estamos ante el segundo mercado bursátil más caro de la historia desde la II Guerra Mundial. Y los indicadores en niveles récords no les restan razón. Un postulado que, sin embargo, no es incompatible con el hecho de que se puedan encontrar compañías que cotizan también con un multiplicador de beneficios por debajo de las 12 veces como en otros mercados. Incluso en el sector tecnológico.

Siempre se coloca a éste como ejemplo de burbuja, es decir, de que los precios de sus acciones no se fundamentan en sus beneficios reales sino más en la especulación de los inversores. No obstante, entre el medio centenar de firmas que hay en la lista de compañías más baratas de Wall Street, se cuelan hasta tres compañías de este ámbito, reseñó eleconomista.es.

La principal empresa que destaca entre ellas es Micron Technologies. La firma norteamericana está centrada en una de las grandes megatendencias que van a dominar el mercado en los próximos años: la tecnología. De hecho, es uno de los 10 mayores fabricantes de semiconductores del mundo. Además de microchips, produce tarjetas de memoria, discos duros…

A pesar de que algunas compañías como Apple están decidiendo integrar en su propia empresa esa producción de semiconductores y dejar fuera a fabricantes externos, ese no es el caso de Micron.

La firma se beneficia de la digitalización y de la computación de otros objetos de uso doméstico y rutinario, por ejemplo, los coches o los electrodomésticos -en el futuro se espera que esté conectada hasta la tostadora-.

«Dentro de los semiconductores, esta empresa en concreto está muy diversificada en otras tendencias como el almacenamiento en la nube y el big data», asegura Lucas Mauri Pérez, gestor de renta variable europea en Gesconsult. Precisamente, es esa división la que representa un mayor porcentaje de ingresos del grupo: un 45%. También es la parte en la que tiene el mayor margen de beneficio bruto (ebitda), por encima del 50%.

«Aparte de encajar en una megatendencia de futuro, Micron está en un momento muy interesante para invertir en ella», asegura Lucas Mauri.

La firma está cotizando a un PER -veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción- estimado muy bajo, de 4,5 veces, y el consenso de mercado prevé un crecimiento del beneficio neto del 50% de cara a 2018.

Micron es la representante con una mejor recomendación dentro de uno de los sectores más representados en la lista de firmas más baratas de EEUU, el de las firmas tecnológicas. Y es que, otras compañías como Western Digital, Qorvo y DXC Technology también le acompañan en esta lista.

Sin embargo, si hay un sector que cuente con una nutrida representación en esta lista, ese es el financiero. Hasta un total de 15 compañías forman parte de la lista de valores más baratos del S&P 500.

 

Representación financiera

Y no se trata únicamente de valores de pequeña capitalización. Firmas como Goldman Sachs o Western Union se cuelan con un PER ligeramente inferior a las 12 veces. Y eso que la firma presidida por Lloyd Blankfein acumula unas ganancias en el parqué superiores al 25 por ciento en cuatro meses.

«Seguimos recomendado sobreponderar las acciones de Goldman Sachs a nuestros clientes», afirman desde el departamento de estudios de JP Morgan. «Creemos que la entidad tiene una estrategia de abajo hacia arriba para capturar algunas de las oportunidades que aparecen en divisas, materias primas y renta fija», añaden desde la firma. Desde la misma entidad aseguran que entre los factores más importantes que van a guiar el desempeño de la acción en el mercado en los próximos meses se encuentran el repunte de la volatilidad, el cambio de tendencia en el mercado de materias primas y la mejora en su división de gestión de costes.

Aparte de ellas, entre las aseguradoras, un sector que suele cotizar con multiplicadores mucho más bajos, destacan gigantes de este ámbito como AIG o Prudential Financial, que tienen una sólida recomendación de compra. De hecho, ambas firmas han estado incluidas en elMonitor, la herramienta que reúne a las compañías con una mejor recomendación del mercado.

 

¿La sorpresa? El sector farmacéutico

Otro de los grandes sectores en los que más se ha repetido el axioma de que sus empresas cotizan siempre a peres históricamente caros es el farmacéutico. De media, es un sector que cotiza con un multiplicador del beneficio muy elevado en Estados Unidos.

Sin embargo, siempre se pueden encontrar firmas como Allergan, Celgene, Mylan o Express Scripts -gigantes todos ellos que capitalizan entre 25.000 millones y 80.000 millones de dólares- que cotizan por debajo de las 12 veces.

Y eso que es un sector que repunta un 45% en Estados Unidos desde que Trump venció en las elecciones presidenciales de noviembre de 2016. No en vano, las firmas de este ámbito han celebrado la derrota de Hilary Clinton, quien prometió reducir los altos costes de los medicamentos en el país norteamericano.

El PER más bajo entre ellas es el de Mylan, pero si lo que busca es una sólida recomendación de compra Allergan es la firma que más conviene. De hecho, es la compañía que eligen el 60% de los analistas que cubren su evolución en bolsa. Su potencial alcista de cara a los siguientes doce meses supera el 16%.

Te podría interesar también