A finales del mes pasado, el vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami, aseguró que el nuevo sistema Dicom -mecanismo para la liquidación de divisas a una tasa cercana a los 700 bolívares por dólar-, sería lanzado después de la Semana Santa.

Este lunes, si bien el tema no parece estar entre los principales de la agenda pública, sigue existiendo expectativa en el mercado por las características que tendría este relanzamiento.

Sobre este particular, el director de Aristimuño Herrera & Asociados, César Aristimuño, señaló en declaraciones al diario El Tiempo de Puerto La Cruz, lo siguiente:

-Es muy apresurado dar una visión de si el Sistema Complementario de Divisas (Dicom) realmente va a ser efectivo, porque más allá de saber que se realizarán dos subastas semanales, y que comenzará su implementación al culminar la Semana Santa, no podemos afirmar cuál va a ser su verdadera acción. Nos toca claramente esperar y con base en hechos poder realizar un verdadero diagnóstico. Lo que esperamos los analistas financieros es conocer claramente cuánto es el monto que en definitiva se va a ofertar, que haya transparencia en las transacciones y sobre todo que eso ayude a que dar confianza y que el volumen de divisas que se oferte a través de ese dólar no controlado pueda generar un verdadero equilibrio y no estos altibajos que traen graves consecuencias.

Mientras tanto, los agentes económicos se mantienen a la expectativa de lo que será el nuevo sistema Dicom.

Antes de El Aissami,  el Jefe de Estado dijo que “hemos diseñado y hemos decidido activar…un nuevo modelo Dicom que permita perfeccionar y construir a mediano plazo (…) un sistema de acceso a las divisas de todos los sectores productivos”, señaló.

Por su parte, el ministro de Comercio Exterior, Jesús Faría, especificó días después  que el objetivo es reducir los espacios al dólar no oficial y reactivar la  economía con mayor inversión.

El gobierno venezolano lanzó en el primer trimestre del 2016  el Sistema de Divisas Complementario,  durante los últimos tres meses  del año pasado  éste promedió 663,69 bolívares por dólar en tanto que al cierre  del primer trimestre de 2017 promedió  693,73 bolívares por unidad.

El Ejecutivo llamó a los empresarios privados a colocar parte de sus divisas para impulsar el mercado, pero no hay una comprobación clara de que haya habido una respuesta por su parte hasta el momento.

Por lo pronto, se mantiene la anticipación por parte del mercado ante la posibilidad de modificaciones en el esquema cambiario que se esperan al menos desde el pasado mes de febrero.

Comentarios