Empresas venezolanas descubren que las exportaciones son rentables para sobrevivir

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Empresas venezolanas descubren que las exportaciones son rentables para sobrevivir



En la ciudad venezolana de Maracaibo, un grupo de empresarios ha conseguido aumentar la producción de camarones, pero pocos de esos mariscos se sirven en las mesas de la nación petrolera que sufre una inédita crisis alimentaria.

Alrededor del 90% de los camarones que se procesan en esa zona salen congelados a países de Europa y Asia con la anuencia del presidente Nicolás Maduro.

El mandatario venezolano ha elogiado por televisión las exportaciones no petroleras. Maduro redujo algunas restricciones a las empresas privadas para permitir que más productos vayan al extranjero, en un intento por obtener divisas para remontar la crisis del país, reseñaron unos diez empresarios y ejecutivos de la industria de alimentos.

Así, también quesos, aguacates, limones, mangos, berenjenas, tomates, dulces e incluso cereales para el desayuno están encontrando compradores internacionales.

Unas 140 empresas venezolanas comenzaron en 2017 a exportar por primera vez, la mitad de ellas son alimentos, de acuerdo con la información de la firma ImportGenius, que recopila datos de aduanas sobre los movimientos de importaciones y exportaciones.

Esas ventas al exterior son aún pequeñas, con facturas que en muchos casos no sobrepasan el millón de dólares por año. Venezuela sigue dependiendo de las exportaciones petroleras, que en 2018 aportaron 29.000 millones de dólares.

Fernando Villamizar, presidente de la Asociación de Productores de Camarones de Occidente, dijo que el menor consumo local ha obligado a los productores a buscar clientela en el extranjero para sostener a trabajadores que laboran en fábricas y centenares de piscinas.

Este año, el gobierno también flexibilizó la supervisión de los precios, lo que ha permitido que más productos estén en los comercios, dijeron tres ejecutivos del sector alimenticio.

La caída de la demanda ha llevado a grandes firmas venezolanas de alimentos, como Empresas Polar o General de Alimentos Nisa (Genica), a exportar productos que hasta hace poco solo vendían en Venezuela, según dos personas involucradas en esas operaciones y un tercero con conocimiento de ellas.

La unidad venezolana de la multinacional Nestlé también exportó hasta junio 18 toneladas de cereal instantáneo por unos 18.600 dólares a Estados Unidos, según registros portuarios.

Las exportaciones no violan las sanciones de Estados Unidos, que prohíben a las empresas estadounidenses hacer negocios con el gobierno de Venezuela o con estatales como PDVSA. Las empresas privadas venezolanas pueden vender a compradores estadounidenses.

Las ventas externas no petroleras, incluidas las de alimentos, repuntaron 26% en el primer trimestre de 2019 frente al mismo lapso de 2018, cuando la economía se hundió 27%, según las cifras más recientes divulgadas por el Banco Central de Venezuela.

Lea el reportaje completo de Reuters aquí 

Te podría interesar también