El crudo cayó bruscamente el jueves en un mercado menos preocupado por las posibles consecuencias del huracán Florence y otras tormentas en la zona industrial petrolera estadounidense.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre finalizó en 78,18 dólares en la Bolsa Intercontinental de Londres (ICE), una baja de 1,56 dólares respecto al miércoles.

En Nueva York el barril de crudo “light sweet crude” (WTI) para entrega en octubre cedió 1,78 dólares para cerrar a 68,59.

El miércoles, Brent había superado los 80 dólares por primera vez desde fines de mayo para cerrar en 80,13, mientras que el WTI saltó casi 1,30 dólares en la misma sesión antes de reducir sus ganancias

Pero los precios cayeron bruscamente el jueves ya que “la probabilidad de que una tormenta tropical cerca del Golfo de México se convierta en huracán ha disminuido significativamente, del 70% anoche al 50% el jueves”, dijo Phil Flynn de la consultora Price Futures.

Según Flynn, los riesgos de potenciales perturbaciones en las instalaciones petroleras de la zona son menores y de ahí una disminución de los precios.

En otro orden, Tamas Varga, analista de PVM, opinó que los precios cayeron el jueves debido a que “reaccionaron de forma exagerada a los datos de las reservas de Estados Unidos” divulgados el miércoles.

Según datos oficiales, las existencias estadounidenses de crudo cayeron en 5,3 millones de barriles durante la semana que terminó el 7 de septiembre. Empero subieron las reservas de gasolina (+1,3 millones de barriles) y especialmente las de los de otros productos refinados (+6,2 millones de barriles).

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización